91 569 44 99    Urgencias 24h. 91 361 38 48 info@admicorcho.es

Responsabilidad de la Comunidad de vecinos por una caída

por | Jul 29, 2021

Jueves_24.07.2021_Blog

A raíz de la sentencia dictada por la Audiencia Provincial Asturias (Sección 5ª) de 28 de marzo 2014, vamos a repasar los criterios que el Tribunal Supremo establece para considerar la responsabilidad de la Comunidad de propietarios por una caída en un edificio regulado por la Ley de Propiedad Horizontal.

SUPUESTO ENJUICIADO:
  • La madre demanda a la Comunidad de propietarios y a la Compañía aseguradora alegando que su hija resbaló como consecuencia de la existencia de un líquido grasiento derramado en la escaleras.
  • La madre demanda a la Comunidad de propietarios y a la Compañía aseguradora alegando que su hija resbaló como consecuencia de la existencia de un líquido grasiento derramado en la escaleras.
APLICACIÓN DOCTRINA:

La citada sentencia recoge en parte la doctrina del Tribunal Supremo respecto de los criterios para determinar la responsabilidad de la Comunidad de propietarios por una caída en elementos comunes,  que pasamos a resumir a continuación:

Como declara la STS de 31 de octubre de 2006, en relación con caídas en edificios en régimen de propiedad horizontal o acaecidas en establecimientos comerciales, de hostelería o de ocio, muchas sentencias de esta Sala han declarado la existencia de responsabilidad de la Comunidad de propietarios o de los titulares del negocio cuando es posible identificar un criterio de responsabilidad en el titular del mismo, por omisión de medidas de vigilanciamantenimientoseñalizacióncuidado o precaución que debían considerarse exigibles.

Criterios por los que NO SE CONSIDERA la responsabilidad de la Comunidad de propietarios por una caída:

Por el contrario, no puede apreciarse responsabilidad en los casos en los cuales la caída se debe a la distracción del perjudicado o se explica en el marco de los riesgos generales de la vida por tratarse de un obstáculo que se encuentra dentro de la normalidad o tiene carácter previsible para la víctima.

  • STS 30 de marzo de 2006: caída en restaurante de un cliente que cayó al suelo cuando se dirigía a los aseos por escalón que debía ser conocido por la víctima.
  • STS 2 de marzo de 2006: caída de una persona que tropezó con una manguera de los servicios municipales de limpieza que no suponía un riesgo extraordinario y era manejada por operarios con prendas identificables.
  • STS 17 de junio de 2003: daño en la mano por la puerta giratoria de un hotel que no podía calificarse de elemento agravatorio del riesgo.
  • STS 6 de febrero de 2003: caída en la escalera de un centro comercial.
  • STS 30 de octubre de 2002: caída de la víctima sin causa aparente en un local.
  • STS 25 de julio de 2002: caída en una discoteca sin haberse probado la existencia de un hueco peligroso.
  • STS 6 de junio de 2002: caída sin prueba de la culpa o negligencia del demandado.
  • STS 31 de octubre de 2006: caída en exposición de muebles por tropiezo con escalón de separación de nivel perfectamente visible.

Sentencia de la Audiencia Provincial de Cantabria (Sección 2ª), de fecha 9 enero 2018:

«Es claro que la caída tuvo lugar en el interior del portal.»

Por el contrario, no puede apreciarse responsabilidad en los casos en los cuales la caída se debe a la distracción del perjudicado o se explica en el marco de los riesgos generales de la vida por tratarse de un obstáculo que se encuentra dentro de la normalidad o tiene carácter previsible para la víctima.

a) solo fue afirmada por la demandante y su marido. Las reglas de la sana crítica que la ley establece como criterio para valorar sus declaraciones conducen a no concederles credibilidad a los efectos de este juicio por su evidente interés en el resultado del proceso;

b) no la corroboraron otros testigos tales como la propia hija y su esposo.

c) tampoco se confirma ese riesgo en el portal por la ficta confessio del presidente de la comunidad demandada que no compareció a juicio, pues esa consecuencia, en los términos en que se regula en el art. 604 LEC es una posibilidad, no una imposición, para el tribunal, posibilidad que además queda limitada a los hechos en que la parte hubiese intervenido personalmente, no siendo posible advertir ahora que la comunidad hubiera directa y personalmente intervenido en las tareas de limpieza y fregado del portal, y;

d) por último, la humedad en el suelo fue terminantemente negada por la limpiadora Sra. xxx, que explicó con detalle cómo realiza su trabajo (abriendo las dos puertas del portal para ventilar, colocando el cartel desde antes de este accidente, no recogiendo los utensilios hasta que termina en otro portal contiguo,…) modo de actuar que es difícilmente compatible con la posibilidad de un piso tan peligrosamente resbaladizo como el que resulta del relato de la demanda.

Jueves_29.07.2021_Blog_Medio

En suma, valorando todas las pruebas personales practicadas en torno a la causa del accidente padecido por Dª zzzzzz con arreglo a las reglas de la sana crítica ( arts. 316 y 376 LEC ), este tribunal, al igual que el de instancia, no llega al convencimiento con la prueba practicada, de que la actora se cayera al suelo por estar éste húmedo y resbaladizo. Esta falta de prueba perjudica a la demandante pues el art. 217 de la Ley de Enjuiciamiento Civil le impone a ella la carga de demostrar cumplidamente los hechos en los que sustenta su pretensión.»

CONCLUSION:

La responsabilidad de la Comunidad de propietarios por una caída en elementos comunes (pasillos, escaleras, portal, etc.) podrá ser declarada al amparo del artículo 1902 Código Civil  si la persona perjudicada acredita que las lesiones producidas se debieron  a una omisión de las medidas de mantenimiento, cuidado o precaución exigibles a la Comunidad.

Si aquel daño se produce como consecuencia de los riesgos generales de la vida inherentes al comportamiento humano en la generalidad de los casos, no procede la declaración de responsabilidad.

A través de. Mundojurídico

  • Te llamamos para informarte de las Ventajas de Corcho