Tel: 915 69 44 99 - 671 33 91 95 / Urgencias: 913 613 848 info@admicorcho.es
¿Cuanto mide mi casa, en realidad?

¿Cuanto mide mi casa, en realidad?

Medir una vivienda. ¿Qué conceptos de superficie podemos encontrar en los documentos inmobiliarios?

Fuente: Pisos.com

Conocer la superficie exacta con la que cuenta una vivienda es una cuestión clave para su propietario. Seguro que siempre te has preguntando cómo se mide la superficie de una vivienda o por qué hay tanta diferencia entre metros cuadrados construidos y útiles. La superficie es uno de los elementos que determinan el valor del inmueble. De igual modo, también condiciona el tipo de fiscalidad ante la que el titular del inmueble debe responder. Sin embargo, calcular la superficie no resulta fácil, pues en función de la vivienda que se trate, hay que aplicar un determinado sistema de medida. Analizamos los elementos que se deben tener en cuenta para realizar este cálculo correctamente y cómo queda reflejado en los documentos inmobiliarios.

Tres medidas de superficie estándar: superficie útil, superficie construida y superficie construida con elementos comunes

Para hallar la superficie real de una vivienda en España se aplican tres medidas estándar. Estos conceptos son superficie útil, superficie construida y superficie construida con elementos comunes. La superficie útil es el espacio que se puede pisar físicamente cuando se recorre por dentro una vivienda, la cual incluye el espacio “que queda delimitado por las caras interiores de los muros perimetrales de la vivienda”, ya sean fachadas o muros medianeros, y excluye la superficie ocupada por los tabiques, pilares, columnas o tuberías.

Por su parte, la superficie construida incluye la superficie útil “más el espacio ocupado por los cerramientos interiores fijos, los elementos estructurales verticales, las canalizaciones o conductos con sección horizontal superiores a 100 cm2 y las partes en las que la altura libre sea inferior a 1,5 metros”.

Con respecto a los edificios de viviendas plurifamiliares, en ellos se aplica el concepto de superficie construida con elementos comunes. Este término incluye “las zonas comunes de la finca y suma a cada vivienda la parte proporcional”, entre otros, de portales, vestíbulos, escaleras, cuartos de basuras, contadores y aljibes. En el caso de las urbanizaciones de reciente construcción, asimismo, hay que sumar el espacio relativo a salas de comunidad, vestuarios, baños comunes o gimnasio. Un conjunto de componentes que aumenta la superficie construida de las viviendas con respecto a la útil entre un 30% y un 45%.

¿Cómo computan en la superficie de la vivienda las terrazas y los patios? Hay que conocer el porcentaje de cobertura

A la hora de computar el espacio que representan elementos representativos de una vivienda, como son las terrazas y balcones, patios, porches o tendederos se requiere que el propietario conozca el porcentaje de cobertura con el que cuenta cada uno de ellos.

Por el contrario,si se trata de un espacio cubierto cuya superficie de suelo es superior al 15% de la superficie útil de la vivienda “no se sumará ningún espacio”. Tampoco se agregará ninguna superficie si el elemento es un espacio descubierto.

¿Cómo se mide la superficie de una vivienda de protección oficial? El valor de módulo y el valor de vivienda libre

Para medir los inmuebles de protección oficial, “se determinan habitualmente dos indicadores”, como son el valor de módulo y el valor de vivienda libre, “tomándose como indicador de medición el que resulta inferior”. En el mismo sentido, desde la AEV recuerdan que el valor de medición se halla haciendo uso de las mismas reglas de cómputo de superficies comunes “y que deberá coincidir con el valor que figura en la cédula de calificación de la vivienda”, matizan desde la AEV. Por el contrario, el valor como vivienda libre se calcula con las normas de cómputo propias de la normativa de tasación, “no existiendo interferencias entre ambos valores”.

¿Cómo se refleja la superficie de una vivienda en el Catastro y en el Registro de la Propiedad?

La superficie final que queda reflejada en órganos como el Catastro o el Registro de la Propiedad resulta fundamental para el propietario de una vivienda. En el primer caso suele quedar plasmado el resultado relativo a la superficie construida de la vivienda. Un parámetro “que se tendrá en cuenta, entre otros tributos, a la hora de pagar el IBI”.

Por su parte, no existe un criterio definido sobre la superficie que se ha de reflejar en el Registro de la Propiedad. Pueden encontrarse escrituras “en las que se refleja únicamente una de las tres medidas, dos de ellas o incluso las tres, cuando se trata de inmuebles de construcción e inscripción reciente”.

¿Qué superficie escoger a la hora de anunciar un inmueble? ¿Y en el momento de escriturarlo?

A la hora de anunciar una vivienda en venta, el propietario ha de ofrecer a los potenciales compradores la mayor y más útil información posible. De ahí que aconsejen reflejar en sus ofertas tanto la superficie útil como la construida con la parte proporcional de elementos comunes. El primer indicador “permite al comprador hacerse una idea de la cantidad de espacio pisable del que va a disponer”. De igual modo, al hacer público el segundo, “se le permite acceder a la información que tomará como base para fijar el valor de la vivienda”.

En las escrituras, “el notario suele indicar, cuando detalla las características del inmueble, tanto la superficie útil como la construida”. Una información que suele coincidir “con los metros cuadrados que se muestran en la nota simple del inmueble” a la que el interesado ha accedido acudiendo previamente al Registro de la Propiedad.

Puedes leer toda la noticia completa en Pisos.com

En Administraciones Corcho disponemos de un área específica de ventas y alquileres para ayudarle en sus gestiones y obtener las mejores condiciones para usted.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) y asesoría jurídica en especializada, ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

¿Polémica o servicio público? Usted decide.

¿Polémica o servicio público? Usted decide.

Desokupa, entre la polémica y el servicio público: 3.000 euros por desalojar una casa en un par de días

fuente: idealista.com

-Desokupa ¿dígame?

-Buenos días. Mira, te quería hacer una consulta.

-Dime.

-Soy abogado y tengo un cliente que le han okupado…

-¿Tu nombre?

-Juan.

-Hola Juan, yo soy Daniel, el dueño. Déjame un móvil y en cuanto pueda te llamo.

Y así hasta más de 300 peticiones al día. Ellos son Desokupa, una empresa que ha navegado entre la polémica y “el servicio público” desde que saltara a los medios. Sus prácticas para desalojar los pisos okupados, puestas en duda por muchos, son legales y lícitas, según explica la compañía, si bien la sombra de la supuesta violencia que ejercen para conseguir su objetivo sigue presente en cada una de las desokupaciones que hacen. Daniel Esteve, fundador de la empresa, recibe a idealista/news en su despacho para aclarar las dudas y explicar cuáles son y cómo ejercen sus técnicas para devolver una casa okupada a su propietario en menos de una semana y por un precio a partir de los 3.000 euros.

Con sede en Barcelona, Desokupa no cuenta ni en su página web ni en sus tarjetas con la dirección de sus oficinas. Desde su fundación, el responsable de la empresa ha recibido amenazas de muerte constantes. Daniel Esteve decidió emprender con Desokupa tras formarse como agente de seguridad. “Un amigo mío me comentó que tenía un edificio okupado en el Raval y quería saber si conocía alguna técnica para desokuparlo, y así empezó todo”, explica Esteve.

“Se me ocurrió poner en marcha el control de acceso -desvela Esteve- cuando el okupa abandona la propiedad, ya no puede volver a entrar”. El directivo explica que este tipo de control sólo se utiliza en caso de delincuencia. “A una familia con niños, una embarazada o simplemente personas que nosotros sabemos que okupan por necesidad, negociamos con ellos o les reubicamos”.

Sin lugar a dudas, lo que más impresiona de la empresa y sus dueños es la frialdad, pero también la seriedad. Tanto que en ocasiones es un poco enigmática. “La plantilla de Desokupa está formada por mediadores, procuradores… pero el formato que se ha querido vender de Desokupa es el típico tío tatuado que es boxeador y que va repartiendo ‘ostias’, y la verdad es que soy una persona con dos carreras que habla cinco idiomas –incide Esteve-; pero eso no interesa decirlo así”. La plantilla de la empresa está formada en la actualidad por 47 personas.

El directivo empieza a relajarse un poco y enseña un número de la revista Forbes, en la que le han dedicado una página. “Le hemos dado la vuelta a todas las acusaciones, la prensa se ha cebado mucho con nosotros y sólo somos una empresa que ofrece un servicio público que no está cubierto por la justicia de manera efectiva”:

¿Cómo actúan?

Para cada caso hay una forma de actuar. “No siempre se funciona con el control de acceso: se media con el okupa, pero siempre vamos un paso más allá. Si es una familia con niños, que de verdad necesita un sitio donde vivir, se les ayuda, pero también puede ser una familia que está bajo las órdenes de una mafia y en ese caso, no tenemos reparo”, asegura Esteve. “La que okupa por necesidad te dice que necesita un alquiler social. La que opera bajo el mando de una mafia te dice que por 10.000 euros se va”. Ahora mismo, Desokupa gestiona 30 operativos a la semana.

En la actualidad, el 80% de los clientes, por desinformación, denuncian la okupación. “Cuando se da este caso, trabajamos en paralelo con el juzgado, aunque nosotros somos mucho más rápidos. No obstante, el cliente puede llamarnos a nosotros directamente, ya que es mucho mejor: si denuncias, como ya está siguiendo un cauce legal, tú no puedes entrar de nuevo en tu casa, ya que estás allanando la morada del okupa”, exclama Esteve con cara de sorprendido.

Plazos y precio

Los plazos dependen de cada caso. “Yo he hecho desokupaciones que he tardado dos minutos de reloj y otras una semana. No hay un máximo ni un mínimo estipulado, si bien nueve de cada diez casos acaban en éxito antes de una semana”.

Desokupa actúa a partir de 3.000 euros, si bien Esteve no quiere dar detalles sobre la desokupación más cara que han hecho. “Son precios a medida y en él se incluye el procedimiento civil con abogado y procurador”. La compañía no garantiza el éxito, “porque aunque tengamos un 93% de eficacia, hay casos que son imposibles”.

“Por ejemplo, una familia con cinco niños, empadronada, escolarizada, con luz, agua y gas dado de alta a su nombre, que se lleva bien con sus vecinos y que está protegida por el ayuntamiento. Es un caso imposible”.

En cuanto al precio, si bien reconocen que «es elevado», Esteve explica que no se financia. “Si no tiene fondos, no se desokupa. Y lo podemos justificar: si haces cuentas, no somos caros. Tienes un piso en alquiler que le sacas 700 euros al mes, te lo okupan y no lo recuperas hasta un año y medio después. Estás perdiendo, de inicio, 12.600 euros, a lo que tienes que sumar unos 7.000 euros de recuperación. Yo te cobro 3.000 euros y en una semana lo tienes. Seguramente no pensarás que soy caro, sino que me convertiré en tu mejor amigo”.

No obstante, Esteve cuenta que también actúan sin dinero de por medio cuando un caso está justificado y el cliente no va a poder pagar su actuación de ninguna manera. “Cuando es una persona mayor, por ejemplo, que sabemos que no lo puede pagar, actuamos por voluntad propia y sin negocio de por medio, y lo hacemos con mucho gusto”, dice Esteve.

El negocio

La empresa ya ha hecho sobre 2.500 desokupaciones, y el perfil del cliente es propietario particular. “No hay un perfil concreto. Ni por zonas. Si bien no solemos ver okupaciones en zonas como la Diagonal en Barcelona o el barrio de Salamanca en Madrid, porque hay porteros en las fincas”, argumenta el directivo.

“En Barcelona barrios como El Raval, El Gótico, Gracia… el 33% de los pisos de estas zonas han sido okupados en alguna ocasión. En Madrid, sobre todo pisos en VallecasLa Latina… Pero operamos en toda España, porque se okupa en todo el país”, insiste.

Según Esteve, hay más empresas de este tipo, pero lo hacen mal. “Me han visto actuar y han pensado: me voy a forrar haciendo lo mismo que él. Pero no tienen póliza de Responsabilidad Civil, ni tienen asegurada a la gente, no tienen autorizaciones… y encima se hacen pasar por mí. Dicen que son de Desokupa y es mentira”, sostiene el ejecutivo.

“El negocio es tan jugoso que tenemos peticiones de franquicia en toda España. Unas 40 personas han pedido abrir su propia oficina a una media de 200.000 euros por franquicia y no he vendido ninguna, porque perdería el control de mi empresa. Empezaría a haber denuncias de agresiones… y no me merece la pena. En lo que llevo en este negocio, me han puesto 57 denuncias falsas y el resultado han sido 57 absoluciones», explica.

Este año llevo casi 10 intentos de apuñalamiento, me han disparado dos veces y me han puesto una bomba. Salgo a la calle con un chaleco antibalas y sí, me merece la pena. Me gusta mi trabajo, me gusta salir a la calle… lo que no me gusta es estar en el despacho. Me gusta ayudar, ir con los chicos a los operativos…”, dice Esteve con una sonrisa en la cara.

Antes de despedirnos, Esteve recuerda algunos de los casos más curiosos a los que ha hecho frente. “He desokupado pisos de madres okupados por los hijos, muchos temas entre familias, herencias… recuerdo una familia estar enterrando al padre y uno de los hermanos, ‘yonki’, estar okupando la vivienda y robando todas sus cosas… Okupaciones en fincas o pisos de famosos… todo lo que puedas imaginar y más”, concluye el directivo.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Administraciones Corcho S.L. pone a su disposición sus servicios de administración, asesoramiento y gestión de todos los aspectos de la vida diaria de las comunidades de vecinos y la propiedad horizontal en Madrid y alrededores.

Profesionales colegiados y métodos de gestión certificados por AENOR para que la gestión de sus asuntos comunitarios e inmobiliarios no sean una inquietud para usted y su comunidad.

Además, a través de nuestro sitio web tendrá acceso durante las 24 horas del día a la documentación de su Comunidad de Propietarios, condiciones especiales con proveedores y una exclusiva oferta inmobiliaria.

 

Ahorra con las viviendas de segunda mano

Ahorra con las viviendas de segunda mano

Comprar y reformar una vivienda usada frente a una nueva supone un ahorro de casi 40.000 euros

fuente: pisos.com

¿Una vivienda nueva o mejor comprar para reformar? Esta es una de las dudas a las que se enfrentan muchos potenciales compradores. Ambas tipologías tienen sus ventajas. Una casa a estrenar siempre será más cara, mientras que el precio de un inmueble con décadas a sus espaldas podría negociarse en base al grado de reforma que hubiera que realizar. El portal inmobiliario pisos.com ha comparado el precio medio del metro cuadrado en ambas tipologías, obras incluidas en el caso de la vivienda usada, con el objetivo de despejar esta duda.

¿Comprar para reformar o vivienda nueva? La reforma integral de una casa de segunda mano merece la pena

Según el portal, invertir en propiedades de segunda mano necesitadas de rehabilitación supone un ahorro medio de 62.520 euros. Teniendo en cuenta que el importe medio de una reforma integral es de 22.704 euros1, esto supondría un ahorro de 39.816 euros. Mientras que el precio de una vivienda tipo de 90 metros cuadrados de obra nueva ronda los 211.320 euros2 de media, el de un inmueble de segunda mano por reformar es de 148.800 euros. Además, una reforma bien operada no solo contribuiría a mejorar la calidad de vida de los hogares, sino que revalorizaría el inmueble hasta un 20%3.

El precio de la vivienda tipo de obra nueva se ha elevado un 5,45% frente a 2018. Si comparamos el precio alcanzado en 2017, la subida sería del 10,75%. En lo que respecta a la vivienda usada por reformar, esta ha experimentado un repunte del 5,55% frente al año pasado y del 7,43% respecto a hace dos. En este sentido, es importante señalar que el presupuesto para reformas ha aumentado un 5,2% en comparación con el año anterior, mientras el precio de una reforma integral también ha subido un 5,95%, lo que equilibra las posibilidades.

Hay que perderle el miedo a la obras porque vale la pena invertir en vivienda usada y reformarla

Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, explica que “una vivienda nueva siempre será más atractiva en un primer momento, dado que el comprador es reacio a enfrentarse a unas tediosas obras. Sin embargo, en determinadas localizaciones, sale más a cuenta apostar por rehabilitar una casa de segunda mano. No solo estará completamente a gusto del propietario tras la reforma y se habrá revalorizado de cara a una futura venta, sino que es muy probable que la finca esté situada en un barrio consolidado”. El experto señala que “en ocasiones, el ahorro se convierte en un aliciente que nos anima a perder el miedo a los escombros y a las licencias de obra”.

Cataluña se posiciona como la comunidad autónoma más rentable a la hora de invertir en vivienda de segunda mano a reformar, ya que en esta región la vivienda nuevo tipo cuesta 334.710 euros frente a los 187.758 euros de una usada, dejando un remanente para reformas de 146.952 euros. Otras autonomías que revelan ahorros importantes son Aragón (65.076 €), Madrid (55.913 €) y Castilla La-Mancha (47.427 €).

En diez comunidades autónomas ha aumentado el ahorro del comprador de vivienda usada por reformar frente a la nueva

En contraposición, el precio medio del metro cuadrado de la vivienda de segunda mano por reformar en País Vasco, Baleares, Canarias y Cantabria supera el de la obra nueva. La diferencia más destacada se da en País Vasco, donde el precio de una vivienda usada tipo de 90 metros cuadrados se sitúa en los 268.471 euros, frente a los 239.130 euros que cuesta una nueva. Le siguen Baleares (200.390 € vs. 185.850 €), Canarias (144.600 € vs. 1137.160 €) y Cantabria (169.250 € vs. 165.150 €).

Respecto al año pasado, diez comunidades autónomas han visto aumentado su remanente para reformas, en especial Navarra (12.301 más que en 2018), Cataluña (7.210 €), Extremadura (5.636 €) y Castilla y León (3.851 €). En cambio, Canarias (9.404 euros menos que en 2018) tiene menos presupuesto, seguida de País Vasco (-7.290 €), Comunidad Valenciana (-5.039 €) y Madrid (-3.946 €).

Referencias
1Informe Trimestral de Tendencias del Sector Inmobiliario – Enero 2019 – ST Sociedad de Tasación
2Habitissimo- Precio Reformas Viviendas
3Datos de la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac)

En Administraciones Corcho disponemos de un área específica de ventas y alquileres para ayudarle en sus gestiones y obtener las mejores condiciones para usted.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) y asesoría jurídica en especializada, ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Aparta el ruido de tu casa

Aparta el ruido de tu casa

Cuatro tácticas esenciales para silenciar los ruidos en casa

fuente: Idealista.com – Cuida tu Casa

Por Sandra Barañano

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte de los peligros de superar los 55 decibelios (dBA) de ruido durante el día, ya que podría llegar a ser perjudicial para la salud a largo plazo, provocando alteraciones fisiológicas relacionadas con temas cardiacos y hormonales. No obstante, en España cerca de 9 millones de personas -casi el 20% de la población del país- soportan niveles de ruido superiores a los 65 dBA.

Se trata de un dato, más que negativo, preocupante. De hecho, uno de cada tres españoles asegura que para evitar ruidos molestos se iría a vivir a un lugar más silencioso. Pero afrontar una mudanza sería la solución más extremista. Máxime teniendo en cuenta que existen posibles soluciones, como estas cuatro que ofrecemos desde Cuida Tu Casa, para taponar esos ruidos en casa y disfrutar de una merecida tranquilidad en el hogar:

  1. Una opción pasaría por soluciones técnicas como los pavimentos absorbentes, una insonorización y aislamiento acústico adecuados en aquellos locales emisores de ruido… Y es que los pequeños detalles son tan importantes que no conviene descuidarlos. Por ejemplo, tener en los locales y garajes persianas de cierre bien engrasadas que no provoquen ruidos estridentes al cerrarse o abrirse es un buen ejemplo de cómo se puede evitar molestar y generar picos de decibelios con acciones cotidianas. No obstante, para mitigar el ruido en casa en este caso debe ser un tercero el que se preocupe de no causarlo.
  2. Si no es posible evitar el ruido así, otra opción a tener en cuenta a la hora de protegerse del ruido es poner barreras acústicas y tomar la iniciativa. Algunas de las opciones son el aislamiento de paredes, techos y suelos con materiales adecuados, ventanas aislantes de doble acristalamiento con cámara de aire o burletes estancos, entre otras. En este sentido, si se tiene pensado llevar a cabo una reforma, es muy importante valorar el aislamiento acústico y apostar por materiales y soluciones que ayuden a que el hogar sea más silencioso.
  3. Un adecuado diseño urbano es clave, ya que de esta manera se puede reducir la exposición al ruido mediante propuestas arquitectónicas que así lo permitan. Si no, podemos optar por ubicar los dormitorios en las habitaciones más silenciosas de la casa, alejándolos de focos de ruidos como ventanas que den a carreteras muy concurridas o estén situadas encima de locales ruidosos como discotecas o bares.
  4. Sea como fuere, siempre es más recomendable prevenir y apostar por soluciones que reduzcan el ruido emisor antes que protegerse de él a posteriori. Resulta más eficaz y, además, en la mayoría de las veces más barato. No obstante, y a pesar de que para ello se necesita un compromiso ciudadano, lo mejor es atacar el ruido desde ambos frentes. Asimismo, el equilibrio es importante y aislar completamente el hogar y convertirlo en un búnker del que no sale ni entra ruido mientras la calle es un auténtico caos con altos picos de decibelios no resulta muy recomendable, ya que a la hora de abrir las ventanas y ventilar los hogares la paz y tranquilidad de la vivienda desaparecerían por completo. Pasaríamos a vivir entre el cielo y el infierno, solamente separados por materiales aislantes.

En definitiva, debemos partir de la premisa de que conseguir el silencio absoluto en una vivienda ya construida es tarea imposible, pero lo que sí podemos lograr es mitigar el ruido lo máximo para favorecer el descanso y el confort en el hogar porque al fin y al cabo el silencio es también salud.

Sobre Administraciones Corcho:

Administraciones Corcho S.L. pone a su disposición sus servicios de administración, asesoramiento y gestión de todos los aspectos de la vida diaria de las comunidades de vecinos y la propiedad horizontal en Madrid y alrededores.

Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Profesionales colegiados y métodos de gestión certificados por AENOR para que la gestión de sus asuntos comunitarios e inmobiliarios no sean una inquietud para usted y su comunidad.

Además, a través de nuestro sitio web tendrá acceso durante las 24 horas del día a la documentación de su Comunidad de Propietarios, condiciones especiales con proveedores y una exclusiva oferta inmobiliaria.

La arquitectura que ahorra energía

La arquitectura que ahorra energía

PASSIVHAUS, el concepto de arquitectura que CAMBIARÁ TU VIDA

Cada vez son más las viviendas que se proyectan bajo los parámetros de la ‘Passivhaus’ o ‘Casa Pasiva’, una tendencia de arquitectura con conciencia ecológica que, además, mejorará tu vida (y tu bolsillo).

fuente: revistaAD.com

Una charla entre colegas alemanes y cuando se quieren dar cuenta han acuñado la palabara Passivhaus, un término que revolucionaría el concepto de vivienda sostenible y con él, el bolsillo de los propietarios, una especie de historia de Apple pero cambiando informáticos por profesores y arquitectos. Fue en 1988 y los protagonistas se llamaban Bo Adamson, de la Lund University de Suecia, y Wolfang Feist del Institut für Wohnen und Umwelt (Instituto de Vivienda y Medio Ambiente) y Passivhaus o Casa Pasiva es un estándar de vivienda que mantiene unas condiciones atmosféricas ideales en el interior para lograr un ahorro energético que puede llegar a un 90% respecto a una casa normal. El medio ambiente y de paso, la cartera del propietario, salen altamente beneficiados, ya que se aprovechan al máximo los recursos que tenemos en nuestro entorno.

Cada vez son más los estudios de arquitectura que se suman a esta tendencia, y además de las cuestiones clásicas de cualquier proyecto, tienen que tener en cuenta cinco principios básicos, que son los que rigen el Passivhaus, según el Passive House Institute. Primero el aislamiento térmico, que debe ser excelente para evitar pérdidas de calor innecesarias, y aquí las paredes, cubierta y suelo se llevan el papel principal. Las ventanas y puertas de alto aislamiento, tanto en su ubicación como en su instalación. Eliminación de los puentes térmicos, que además de reducir el consumo evita condensaciones y con ellas patologías como los hongos. Ventilación con recuperación de calor, para una renovación continua y controlada del aire, y por último la estanqueidad, es decir, sellar todas las uniones entre los diferentes materiales de la casa.

Todo esto parece incompatible con un diseño bonito, acogedor o vanguardista, y nada más alejado de la realidad, reformas y promociones nuevas están apostando por este tipo de concepto que supone una inversión inicial, para disfrutar de un hogar sostenible y económico a largo plazo. ¡Nos sumamos al reto passivhaus!

¿Por qué no habilitamos un trastero comunitario?

¿Por qué no habilitamos un trastero comunitario?

Cómo reconvertir un espacio vacío de un edificio en un trastero

fuente: idealista.com

Tu apartamento es muy coqueto, no cabe duda: tiene mucha luz, calienta enseguida en invierno, se limpia rápido… Cabe lo justo y, como tenemos tendencia a acumular, las posesiones ya no te entran en los armarios: ¡ay, si tuvieras un trastero aunque fuese modesto, cuánto te serviría de desahogo!

Entonces es cuando te percatas de ese espacio muerto de risa que existe en tu edificio: has consultado con el presidente de la comunidad y al parecer, es un espacio vacío, en el que no hay nada. ¿Por qué no transformarlo en trastero y que cada uno de los vecinos tenga un pequeño lugar de almacenaje? ¿Se puede hacer? ¿Cuándo no se podría?

Pues en cada ciudad puede ser diferente, analicemos el caso de Madrid: “En Madrid, por ejemplo, el trastero está definido como una pieza no habitable destinada a guardar enseres de la vivienda. Esto es importante porque ya sabemos que dicho espacio tiene limitado el tipo de almacenaje a esos enseres. Además, si queremos que no compute en edificabilidad tendrán que estar bajo rasante o bajo cubierta, de lo contrario, habría que sumarle los metros construidos a los del bloque y comprobar que no sobrepase los metros permitidos. De lo contrario, no sería viable”, explica Pablo García, de Atrezo Arquitectos.

Otro punto importante son los accesos, que deben ser independientes: “Los accesos deben ser desde zonas comunes del edificio y el número máximo de trasteros será de uno por vivienda. Si alguna de las viviendas del bloque es para personas de movilidad reducida, el trastero deberá tener un itinerario accesible”, añade.

Vamos con la superficie del trastero: “La superficie construida de cada uno será como máximo de 6 m2. Esta limitación ha sido establecida porque la superficie máxima no puede superar el 25% de la superficie de la vivienda asociada”, explica.

Pero no hay que pensar únicamente en un lugar para guardar enseres que te “estorban” en casa: ese lugar debe cumplir unas mínimas condiciones de seguridad, aspecto que habrá que tener en cuenta y no saltarse a la torera. Por ejemplo, incendios: “Se clasifican, según su superficie, en locales de riesgo bajo, medio o alto. Las condiciones que deben cumplir, dependiendo de este grado de riesgo, afectan a la resistencia al fuego de sus paredes, techos y puertas de comunicación. Por ejemplo, se exige una resistencia de 90 minutos en riesgo bajo y de 180 minutos en riesgo alto”.

También hay que tener en cuenta la ventilación: los trasteros deben poder ventilarse adecuadamente, eliminando los contaminantes que se produzcan de forma habitual durante el uso, de tal forma que se aporte un caudal suficiente de aire exterior que garantice la expulsión del aire viciado. “Se puede usar un sistema mecánico, híbrido o natural. ¿Cuál es el más conveniente? En cada caso se verá cuál es la mejor opción sobre todo ateniendo a su viabilidad”, añade.

Si en tu edificio tienes trasteros construidos hace tiempo y que carecen de licencia, se puede legalizar dicho espacio acudiendo a un arquitecto que realice el correspondiente expediente de legalización. Pero siempre, para que la cosa marche adecuadamente y que la comunidad no se lleve sorpresas, hay que ponerse en manos de profesionales expertos.

En Administraciones Corcho usted dispone de un Servicio de Asesoría Jurídica que puede asesorarle y ayudarle en sus cuestiones legales.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.