Tel: 915 69 44 99 - 671 33 91 95 / Urgencias: 913 613 848 info@admicorcho.es
Lo primero: Reformar la cocina

Lo primero: Reformar la cocina

Cada vez gastamos más en reformar la cocina: qué es lo que renovamos

fuente: idealista.com

El estudio «Houzz y el Hogar 2019» revela que el gasto mediano en la reforma de la cocina se sitúa en 2019 en 8.000 euros frente a los 5.000 euros de hace un par de años…, pero ¿qué es lo que buscan los españoles cuando se meten en obras en la cocina?

Renovar la encimera: la gran prioridad

Al reformar la cocina, lo más importante para la mayoría es renovar la encimera. Además, cambiar los armarios y poner un fregadero nuevo también están entre las prioridades de muchos particulares. En general, y en lo que a la encimera se refiere, una mayoría reconoce optar por materiales sintéticos, como el cuarzo compacto, porque son más resistentes y fáciles de mantener.

Armarios nuevos y cajones extraíbles

La idea de maximizar el espacio con el que contamos es fundamental cuando contratamos a un profesional para reformar la cocina. Entre las prioridades destaca instalar más armarios para contar con más espacio de almacenaje. Y para sacar todo el partido la cocina, muchos reconocen que lo que más les gusta son los cajones extraíbles. Además, los organizadores de ollas y sartenes, los de especias y las bandejas de cubiertos son otros de los grandes preferidos.

Abrir la cocina al resto de la casa

Abrir la cocina y ampliarla sigue siendo una prioridad cuando reformamos. Entre los millennials, por ejemplo, el 25 % reconoce que su reforma está principalmente encaminada a ampliar el tamaño de su cocina. Sin duda, las cocinas de planta abierta son una tendencia imparable. Más de un 40 % de los particulares que hizo reformas el pasado año decidió que era el momento de abrir la cocina al salón-comedor.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Por qué las huchas se representan con un cerdito

Por qué las huchas se representan con un cerdito

El origen de la hucha con forma de cerdito

Fuente: BlogBankia.es

Pocas cosas existen más simbólicas que una hucha con forma de cerdo. Cerdito, chanchito, alcancía o huaca son solo algunos de los distintos nombres que recibe en todo el mundo.

Su origen es fiel reflejo de lo que ha significado el cerdo como animal en distintas culturas, considerado símbolo de prosperidad, abundancia y fortuna. Curiosamente, hay varias teorías que explican la relación entre estos animales y el ahorro.

Del cerdo hasta los andares

En el Medievo cristiano, la familia que poseía un cerdo tenía buena parte de su futuro resuelto. Siendo así, no es de extrañar que la figura de este animal haya llegado hasta nuestros días como representación de bonanza.

Históricamente en España la simbología del cerdo, o lo que es lo mismo, romper la hucha, se asociaba a la ceremonia de matar al animal que se ha ido engordando durante todo un año para, tras la matanza, tener comida para el invierno. Prosperidad, ahorro y alimento.

Del piggy jar al piggy bank

En la Inglaterra del siglo XV los anglosajones usaban una arcilla anaranjada para fabricar artículos de cocina a la que llamaban pygg, que en inglés se escribe y suena de modo muy parecido a la palabra cerdo (pig). Las ollas, jarras, envases y todo tipo de utensilios que fabricaban servían además para guardar monedas, de modo que la propia evolución, y la creatividad de los ceramistas, convirtieron el juego de palabras en una alegoría que relacionaba el ahorro con la riqueza y la abundancia.

Jabalí, gato o sapo

En el Lejano Oriente el concepto de ahorro representado en forma de animal no se relaciona con el cerdo, sino con el jabalí (el celeng), que incluso es utilizado como símbolo por algunas entidades bancarias indonesias. También hay otras figuras de animales vinculadas con la fortuna, como el Chan Chu (el sapo del dinero) o el gato amarillo japonés de la fortuna, Maneki Neko.

Huchas con forma de templo

El mundo clásico también nos ha dejado una forma especial de hucha. En la colonia griega de Priene, en Asia Menor, se ha hallado la hucha más antigua de Occidente, que data del siglo II, y tiene forma de templo. La hendidura, en este caso, se encuentra en el frontón de la fachada. Aquí podrás ver un ejemplo de unas de estas huchas.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

 

¿Cuánto tardan los jóvenes en irse de casa?

¿Cuánto tardan los jóvenes en irse de casa?

Los jóvenes se van de casa dos años más tarde que sus padres

fuente: pisos.com

En los últimos diez años la edad de emancipación ha aumentado levemente. Si antes del 2000 los españoles se iban de casa a los casi 23 años de media, hoy rozan los 25, según un estudio realizado por pisos.com por su décimo aniversario1. De esta forma, la edad de emancipación se ha retrasado, de media, dos años entre millennials y baby boomers¿Cuánto tardan los jóvenes en irse de casa? Según el Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud en España2, la tasa actual de emancipación de población joven es del 19,4%, un -2,28% menos que el último año.

El portal inmobiliario ha centrado el foco en la emancipación de los españoles: cuándo se fueron de casa, qué edad tenían y por qué tomaron esa decisión, con quién se fueron y qué régimen de tenencia les resultó más atractivo, entre otras cuestiones. Así, se ha analizado la visión y situación actual de los hombres y mujeres de dos generaciones: los millennials, que representan cerca del 30% de la población, con más de 12,5 millones de españoles; y los baby boomers, que son el 18%, más de 8,3 millones3.

El empleo es la clave a la hora de saber cuánto tardan los jóvenes en irse de casa, ya que el trabajo ayuda a que el 25,9% de los millennials abandonen la casa familiar

Las diferencias generacionales se acentúan cuando hablamos de la emancipación. Antes del año 2000, la mayoría de los baby boomers que abandonaron su casa lo hacían porque habían contraído matrimonio (48%), por estudios (16,2%) o por trabajo (15,1%). En cambio, a partir del 2000, las razones laborales (25,9%), el anhelo de libertad (24,7%) o el deseo de convivir con la pareja (21,3%) fueron los auténticos promotores de la independencia de los millennials.

Según Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, “la brecha entre padres e hijos está marcada por el cambio que ha experimentado el entorno laboral, pero también por la transformación que han sufrido los valores”. En este sentido, Font apunta que “la creación de hogares durante la época de los baby boomers estaba muy ligada a la formación de una familia”. El portavoz del portal inmobiliario comenta que “hoy en día, el retraso en la emancipación se traslada a la natalidad, y acceder a una vivienda por primera vez tiene un componente más marcado de movilidad laboral o estudiantil”.

El alquiler se convierte en la fórmula predominante cuando llega el momento de dejar de vivir con los padres

Lo cierto es que, para la primera vez, el régimen favorito siempre ha sido el alquiler: el 51,5% de los mayores de 55 años eligió esta opción en su día y hoy, el 65,2% de los más jóvenes opta por esta vía. Sin embargo, la hipoteca ha pasado del 28,5% antes del 2000 al 15,9% a partir de ese año. Aunque el precio del alquiler ha subido un 25% entre 2009 y 2019, según pisos.com, este régimen ha consolidado su posición con el paso de los años. Por su parte, el precio de venta todavía marca un -10% de distancia frente a hace una década.

En general, los que optaron por el alquiler lo hicieron compartiendo el pago de la mensualidad con otros inquilinos (65,7%), pero los millennials son los grandes protagonistas de esta tendencia. Mientras que la gran mayoría de ellos (71,6%) eligió el alquiler compartido para independizarse por primera vez, los mayores de 55 se decantaron por el alquiler en solitario (63,3%).

Las mujeres se independizan antes que los hombres: 25 frente a 27 años. Ellas se emancipan por el anhelo de libertad, mientras que ellos alegan motivos laborales

Atendiendo al sexo, la mayoría de ellas (15,8%) se fue de casa con 25 años, mientras que ellos (14,7%) rondaban los 27. Las grandes diferencian llegan en el apartado sobre los motivos que les llevaron a abandonar su casa. Antes del 2000, el 60% de las mujeres se emancipaba a raíz del matrimonio. Sin embargo, solo el 36% de ellos alegaba el mismo motivo. Asimismo, el 29% de ellas (vs. 20% de ellos) lo hicieron por motivos laborales, mientras que el 27% (vs. 5%) se fueron para estudiar. En cambio, después del 2000, ellas se emancipan por anhelo de libertad (28%), ganas de vivir con su pareja (28%) y estudios (22%). Ellos alegan motivos laborales (36%), independencia (21%) y estudios (15%).

Referencias
1 Cómo hemos cambiado… de vivienda. Informe elaborado por pisos.com. 2019.
2 Observatorio de Emancipación. Consejo de la Juventud de España. Primer semestre 2017.
3 Estadística del Padrón Continuo. Instituto Nacional de Estadística. 2008-2018.

Puedes leer el artículo completo en: pisos.com

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Administraciones Corcho S.L. pone a su disposición sus servicios de administración, asesoramiento y gestión de todos los aspectos de la vida diaria de las comunidades de vecinos y la propiedad horizontal en Madrid y alrededores.

Profesionales colegiados y métodos de gestión certificados por AENOR para que la gestión de sus asuntos comunitarios e inmobiliarios no sean una inquietud para usted y su comunidad.

Además, a través de nuestro sitio web tendrá acceso durante las 24 horas del día a la documentación de su Comunidad de Propietarios, condiciones especiales con proveedores y una exclusiva oferta inmobiliaria.

Le llega la hora a tu trastero…

Le llega la hora a tu trastero…

Cinco consejos para reconvertir tu trastero

Fuente: revistaad.es

Con un pequeño esfuerzo puedes reconvertir tu trastero. Te damos los cinco consejos que necesitas para darle un cambio radical y crear un espacio donde, como mínimo, apetezca entrar.

El trastero es ese lugar de casa ‘’estrellita’’, es decir, ese en el que se permite todo lo prohibido sin ningún tipo de remordimiento: mucho desorden, falta de limpieza, cero funcionalidad en el espacio, humedades decorativas…; pero claro, ‘’es que es el trastero’’. Pues no. No debería ser así. No se debería convertir este rincón en un cuarto abandonado y con la única finalidad de acumular sin sentido. Tenemos motivos suficientes para ofrecerte cinco consejos sencillos que te permitan organizar y reconvertir ese caos (sin morir en el intento). Vamos a por un cambio de look radical:

1. Primero, hay que hacer una criba
Un clásico: seguro que ni recuerdas todo lo que guardas en ese cuarto del terror. Llénate de valor y empieza a seleccionar qué cosas no has echado en falta durante los últimos años. Eso es síntoma de que no son nada necesarias. Cuando reduzcas el volumen de objetos a la mitad, todo será más fácil (también quitar las humedades y telarañas).

2. Para almacenar de forma funcional
Una vez tengamos lo estrictamente indispensable, tenemos que buscar la forma de organizarlo. Las cajas apilables y transparentes son una buena opción para ahorrar espacio y saber qué hay dentro, aunque siempre es recomendable usar etiquetas con nombres descriptivos. Te prometemos que va a ser una mañana a lo sumo y el resultado final va a ser más satisfactorio de lo que piensas.

Para quienes guardan muebles; lo más normal es encontrar en el trastero antigüedades valiosas que no queremos tirar ni vender básicamente porque nos gustan. Así que vamos a optar por lucir esos muebles en vez de amontonarlos y darles un aspecto hogareño que nos recuerde que estamos en casa. Los colocaremos como si se tratara del salón, en la medida de lo posible. Esto es lo que marca la delgada línea que separa el almacenamiento inteligente del amontonamiento de cosas y más cosas.

3. Una doble función
Hay que intentar dejar libre el máximo espacio posible para que el acceso sea cómodo, y también por si puedes darle un segundo uso como ‘cuartito de la plancha o de limpieza’. Para conseguirlo vamos a aprovechar las paredes y dejar libre el suelo. Junto a la puerta deberás poner lo más utilizado para tenerlo más a mano, y siempre intentar que el espacio esté bien iluminado. El resto deberás distribuirlo para aprovechar al máximo cada metro cuadrado.

4. El inventario
Puede dar un poco de pereza apuntar en una lista todo lo que hemos guardado, pero en un momento de pánico nos puede resolver rápidamente el encontrar esa pieza perdida. Escribe siempre el lugar exacto en el que la has guardado.

5. Y por fin… ¡A limpiar!
El último paso y el que debemos repetir mínimo cada dos meses, es dar una buena limpieza a todo el trastero. No puede convertirse en una zona independiente que no necesite higiene, ya que la idea es hacerlo funcional y práctico (no es ‘estrellita’).

La jerga bancaria tiene estas cosas…

La jerga bancaria tiene estas cosas…

Anecdotario bancario: La transfusión, el disimulacro y el cuadro de amortiguación

Fuente: blogbankia.es

El uso en excesos de anglicismos (palabras adaptadas del idioma inglés) producen a menudo muchos equívocos y curiosas anécdotas en el uso del lenguaje bancario de cara al consumidor. Pero no solo los términos en otros idiomas producen confusiones, también se generan con palabras «españolas y muy españolas». Veamos algunos divertidos ejemplos.

Lo del «abono de haberes«, por ejemplo, da mucho juego. Como nos comentaban desde una oficina del madrileño barrio de Begoña, hace ya unos años, un cliente se acercó a caja y dijo que quería saber quién le había enviado dinero desde Bélgica. Inmediatamente, los empleados se pusieron a buscar entre las transferencias recibidas del exterior y no encontraron nada. Cuando, finalmente, preguntaron al cliente que dónde había visto anotado en su libreta un dinero recibido desde Bélgica, sin dudarlo, él contestó: «Lo pone aquí muy claro, abono de Amberes«. En realidad, era su nómina y venía de bastante más cerca.

Términos más antiguos, como los depósitos, las amortizaciones o las transferencias, conviven en el anecdotario de confusiones con conceptos más modernos como el de la digitalización que, con todos sus derivados y conjugaciones, se presta a situaciones divertidas y, a veces, un poco embarazosas, como en el caso de esos clientes, más de uno y más de dos, que acuden a la oficina a «genitalizar» su DNI, o los que vienen a hacer una «deposición». «¿Cómo?», le preguntaron a aquel cliente. «Sí, a depositar 200 euros», respondió. «Ahhhhhh. Bien, sí, qué susto me había dado, deme la libreta por favor», terminó diciendo el profesional de Bankia.

Otros pretenden hacer una «transfusión», en lugar de una transferencia, te piden el cuadro de «amortiguación» de su préstamo o te solicitan hacer un «disimulacro» para ver cuántos intereses le salen a pagar al año en un depósito a plazo.

Un compañero de una oficina de Sevilla me comentaba que había atendido a un cliente que quería saber el número de cuenta a dar en el INEM porque, según él, le habían concedido el «suicidio», algo sin duda más delicado que el habitual «subsidio».

Con las libretas y las comisiones también nos liamos a veces más de la cuenta. Una clienta de una oficina de Valencia decía, muy apurada, que venía a ingresar dinero porque tenía la libreta «al aire libre». Se refería al descubierto, claro. Y otro, de Barcelona, se quejaba por las comisiones de descubrimiento que, en todo caso, las hubiera cobrado Cristóbal Colón, no el banco.

Y, para finalizar, una de mis favoritas, tal y como nos la contaba, textualmente, una compañera: «Me llama una clienta y me dice «quiero eliminar a mi marido». Se me ha encogido el alma porque no sé si me ha confundido con una asesina a sueldo o qué… pero no, es que quiere una extinción de condominio. Gracias a Dios… ¡Con la mala puntería que tengo! Está claro que estamos al servicio de lo que el cliente nos demande, pero ¡caramba! ¡no tanto!».

En definitiva, aunque el sector financiero no ofrezca tanto juego con las confusiones divertidas de palabras como el sector médico, sí que son diarias las situaciones en las que el trabajo nos genera una sonrisa. La misma con la que seguimos afirmando, como en toda esta serie, que estamos muy, muy orgullosos de nuestros clientes. A ellos nos debemos porque, sin ellos, no seríamos nada.

Sobre Administraciones Corcho:

Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Administraciones Corcho S.L. pone a su disposición sus servicios de administración, asesoramiento y gestión de todos los aspectos de la vida diaria de las comunidades de vecinos y la propiedad horizontal en Madrid y alrededores.

Profesionales colegiados y métodos de gestión certificados por AENOR para que la gestión de sus asuntos comunitarios e inmobiliarios no sean una inquietud para usted y su comunidad.

Además, a través de nuestro sitio web tendrá acceso durante las 24 horas del día a la documentación de su Comunidad de Propietarios, condiciones especiales con proveedores y una exclusiva oferta inmobiliaria.

Cultura de alquiler en Alemania

Cultura de alquiler en Alemania

Por qué los alemanes se resisten a comprar una casa

Fuente: idealista.com

Alemania es un país de inquilinos. A pesar del interés que ha registrado el mercado de vivienda en propiedad en los últimos años, aún la mitad de la población vive en alquiler en la primera economía europea. Detrás se esconden múltiples razones, históricas, económicas y culturales, algunas contrarias al pensamiento dominante en España.

Según el Property Index 2019 de la consultora Deloitte, Alemania es el país de la Unión Europea (UE) con una menor cuota de vivienda en propiedad. Tan sólo el 45,7% de los alemanes reside en una casa adquirida, casi 20 puntos porcentuales menos que el siguiente país en esta clasificación, Dinamarca.

En el otro extremo se sitúan en Eslovenia y Hungría, con tasas por encima del 95%. Estos datos vienen a corroborar los difundidos a principios de esta década por Eurostat, en los que Alemania ya cerraba la tabla europea de propietarios. España está, en comparación, por encima del 80%.

«En la mayoría de países europeos es habitual tener en propiedad el domicilio habitual. Alemania es en toda Europa la gran excepción, a pesar de las amplias opciones de financiación, los bajos tipos de interés y, en general, una buena situación económica para la mayoría de los ciudadanos», asegura Michael Müller, socio de Deloitte y responsable del departamento de Inmobiliaria y Construcción.

Efectivamente en Alemania han confluido en los últimos años varios factores que deberían haber contribuido a elevar de forma significativa esta tasa. El mercado laboral se encuentra en una situación envidiable, en cifras récord de población empleada y con un mínimo histórico en la tasa de desempleo (incluida la juvenil). Además, los salarios suben de manera sostenida, y claramente por encima de la inflación. De forma paralela, los tipos de interés están al 0%, lo que favorece el endeudamiento. Pero las inercias son muy grandes.

«Hay toda una serie de razones históricas para la baja cuota de vivienda en propiedad», afirma Tobias Just, profesor de Economía Inmobiliaria en la Universidad de Regensburg en una entrevista con Business Insider. Mucha gente, explica el experto, perdió su vivienda en la II Guerra Mundial y carecía además de capital para comprarse una nueva al término del conflicto. En ese contexto, el Gobierno de la Alemania occidental favoreció el alquiler y tardó mucho en empezar a retirarse del mercado, un movimiento que llevó a cabo de forma progresiva para favorecer que los precios permaneciesen estables durante una época de bonanza económica.

En la Alemania oriental, por su parte, el Estado también construyó viviendas a gran escala en la posguerra. Además limitó la vivienda en propiedad y otorgó grandes subvenciones al alquiler. Comprar un piso, a uno u otro lado del muro, apenas ofrecía ventajas.

Luego está la cuestión cultural. Endeudarse (aunque sea para comprar la propia vivienda) está cargado de connotaciones negativas en la ética protestante, que permea el pensamiento dominante en Alemania y gran parte del centro y norte de Europa. Esto fue evidente durante la crisis del euro, cuando Berlín instó a la periferia del continente a asumir la austeridad y la ortodoxia presupuestaria. No en vano, en alemán la palabra «Schuld» significa tanto deuda como culpa. Es el único idioma, con el holandés, donde se da esta polisemia cargada de consecuencias.

Todo esto produce resultados aparentemente contraintuitivos. Como un estudio sobre la riqueza en la eurozona publicado por el Banco Central Europeo (BCE) en 2013, en plena crisis de la deuda. Según ese informe, el alemán medio era entonces el europeo con menos activos, el más pobre del bloque, con 51.400 euros. Quedaba muy lejos de los ciudadanos de otros países a los que entonces se estaba rescatando, como España (182.700 euros), Italia (173.500 euros), Chipre (266.900 euros) y Grecia (101.900 euros). La clave estaba en los inmuebles. Porque en todas esas economías es costumbre adquirir una vivienda.

Las reticencias del alemán medio a comprarse una casa se evidencian también en los precios. Según el Property Index de Deloitte, una casa de 70 metros cuadrados en Alemania supone el salario bruto medio de cinco años. En Reino Unido esta cantidad asciende a 9,4 años y en la República checa, a 11,2 años.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.