Tel: 915 69 44 99 - 671 33 91 95 / Urgencias: 913 613 848 info@admicorcho.es
Tu comunidad de propietarios: cielo o infierno

Tu comunidad de propietarios: cielo o infierno

fuente: micomuniweb.com

Comunidad de vecinos: Aristocracia, Democracia o Dictadura

Una comunidad de vecinos es un centro de convivencia, una aglutinación de egos y, a veces, un centro de conflictos. Las comunidades de vecinos también deben regirse por normas y tener un órgano de Gobierno que vele por que se cumplan. En este pequeño reino, los órganos de Gobierno de las comunidades de propietarios recaerían sobre el Presidente o los Vicepresidentes; sobre el Secretario; sobre el Administrador de Fincas y sobre la Junta de Propietarios. El equilibrio de estas fuerzas determina si la comunidad de vecinos en cuestión es considerada como aristocracia, democracia o dictadura.

El presidente de la comunidad

El presidente de la comunidad de vecinos es nombrado por elección en Junta de Propietarios o por turno rotatorio. Y es que hay veces, las más, en que ningún vecino quiere atribuirse esa responsabilidad.  Sobre sus hombros recae el peso de representar legalmente a la comunidad de vecinos. Si no quieres que te toque ser Presidente, necesitarás una resolución judicial.

Cuando en la comunidad de vecinos el Presidente se convierte en el mandamás, cuando le preguntas por qué en los pasillos han brotado los extintores y te responde “porque lo digo yo” y cuando laregulación de la calefacción central depende de la temperatura que haya en su casa, en esos caso, la comunidad de vecinos se rige por una dictadura en la que el poder recae en sus manos.

Si, por el contrario, el Presidente decide hacer un gobierno apoyado en la opinión del Administrador de Fincas y del vecino que “todo lo sabe” por estimarse los únicos competentes para regir la comunidad de vecinos, estamos hablando de una aristocracia.

¿Cuándo hablamos de democracia? Cuando es la Junta de Propietarios, en la que todos los vecinos están representados, la que tiene la última palabra sobre el devenir de los días. En teoría, esta es la forma de gobierno correcta, pero nunca se sabe y hay tantas comunidades de vecinos como condominios.

Los vicepresidentes de una comunidad de vecinos

Los Vicepresidentes están ahí para cuando el Presidente no lo está.

El secretario de una comunidad

El Secretario está en el mundo para certificar las cosas que pasan. Cobra más importancia en temas económicos, como la liquidación de una deuda del vecino moroso o el estado de las cuentas de una vivienda o local.  ¿Que alguien cambia de casa? El Secretario también lo certifica. ¿Que alguien está desarrollando actividades prohibidas en los estatutos? Certifica que lo ha dejado de hacer.

Luego está el tema administrativo. ¿Que hay que enviar una notificación? Secretario ¿Que hay que redactar y custodiar las Actas así como verificar que todo esté bien? Secretario. ¿Que hay que guardar durante cinco años todos los documentos que hayan sido relevantes para la comunidad? Secretario. ¿Que un vecino no está de acuerdo con una votación y tampoco asistirá a la Junta?  El Secretario se encarga de todo.

En ocasiones, el Presidente también ejerce la labor del Secretario. En otras muchas, la Comunidad de Propietarios decide contratar a un Administrador de Fincas colegiado que se ocupe de todo.

De cualquier forma, dada la naturaleza de las funciones del Secretario, él nunca podría presidir una dictadura, aunque sí formar parte de una aristocracia.

El Administrador de la comunidad de propietarios

El Administrador de la Comunidad de Propietarios puede ser el Secretario o un profesional externo contratado ex profeso. Un Administrador de Fincas colegiado podrá ejercer las funciones del Secretario, además de encargarse de los tediosos trámites de contratación de servicios cuando hay humedades en las paredes o cuando se rompe por arte de magia la puerta de seguridad de entrada al edificio, por ejemplo.

Por regla general, es muy difícil que el Administrador de Fincas instaure su reino y rija una dictadura en una comunidad de vecinos, ya que responde ante la Junta de Propietarios y el resto de órganos de Gobierno. En un caso extremo, sí podría formar parte de la aristocracia, eso si el resto de vecinos están dispuestos a pasar por el aro.

La Junta de Propietarios

Una Junta de Propietarios en una comunidad de vecinos está al cargo de nombrar los cargos de los órganos de Gobierno, aprobar las cuentas y dar el visto bueno a las obras de mantenimiento, aprobar o reformar los estatutos y las normas de régimen interior y todo lo demás.

En la mayor parte de comunidades de propietarios, es la Junta de vecinos la que tiene el mayor peso en la balanza, por lo que decimos que son, o deberían ser, una democracia. Es en los casos en que la desidia se apodera de los propietarios cuando la balanza puede verse inclinada hacia uno de los otros órganos. En todo caso, la dictadura o la aristocracia tendrían de vida lo que tardase la Junta de Propietarios en espabilarse.

Y tú, ¿qué tipo de gobierno tiene tu Comunidad de Propietarios? Déjanos un comentario aquí en nuestra página de Facebook. También puedes tuitearlo citando a @micomuniweb.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Administraciones Corcho S.L. pone a su disposición sus servicios de administración, asesoramiento y gestión de todos los aspectos de la vida diaria de las comunidades de vecinos y la propiedad horizontal en Madrid y alrededores.

Profesionales colegiados y métodos de gestión certificados por AENOR para que la gestión de sus asuntos comunitarios e inmobiliarios no sean una inquietud para usted y su comunidad.

Además, a través de nuestro sitio web tendrá acceso durante las 24 horas del día a la documentación de su Comunidad de Propietarios, condiciones especiales con proveedores y una exclusiva oferta inmobiliaria.

 

¿Su administrador está colegiado?

¿Su administrador está colegiado?

Estar colegiado es obligatorio, según el Tribunal Supremo

El Tribunal Supremo, ha dictado sentencia con fecha 8 de noviembre de 2016, (Pincha aquí para acceder) por la que se declara que todos los Administradores de Fincas, deben de figurar adscritos a un Colegio Profesional para el ejercicio  de las funciones propias de dicha profesión.

El Tribunal Supremo declara que:  “La actividad de «administradores de fincas» es habitual para designar en el lenguaje común los servicios de aquellos profesionales que comprende el gobierno y conservación de los bienes, asesoramiento de las cuestiones relativas a los bienes inmuebles y muy específicamente la gestión de comunidades de propietarios en régimen de propiedad horizontal, para cuyo ejercicio, según dispone el Decreto 693/1968, de 1 de abril, por el que se crea el Colegio Nacional Sindical de Administradores de Fincas, <>. Para ello se constituyeron diferentes colegios profesionales territoriales de Administradores de fincas al amparo del Real Decreto 1612/1981, de 19 de junio, que se integran en el Consejo General de Colegios de Administradores de fincas, que se configura como una Corporación de Derecho Público, dotada de personalidad jurídica propia y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines, que integra los diferentes Colegios Territoriales de la profesión, que se rige por la Ley 2/1974, de 13 de Febrero, de Colegios Profesionales”.

Asimismo el Tribunal Supremo declara que: “ En definitiva, en un análisis conjunto y, siguiendo la doctrina del Tribunal Supremo recaída acerca de la prohibición absoluta aquí examinada, se desprende que la locución citada, contiene vocablos que exclusivamente se componen de términos descriptivos de la asociación que aglutina a los colegiados que ejercen una actividad profesional conocida y organizada a través de colegios profesionales de base corporativa, sin configurarse en su conjunto como un signo novedoso y de fantasía para distinguir los servicios que presta. Y como ya sostuvimos en la STS, Sala 3ª, Sec. 3ª, de 27 de abril de 2015 (rec. 3888/2013 ), en aquella ocasión con relación a la marca ««Asociación de Jóvenes Empresarios de Extremadura», pero cuya doctrina resulta trasladable al caso que ahora se enjuicia, no resulta irrazonable pensar que el demandante individual o colectivo de los servicios reivindicados por la marca solicitante podría incurrir en el error de creer que los servicios prestados por la empresa privada que pretende la inscripción de esta marca están avalados por el Colegio Profesional de Administradores de Fincas, como entidad corporativa que agrupa a los colegiados que prestan las funciones propias de esta profesión, carácter del que carece la entidad solicitante como ella misma reconoce en su escrito de contestación al recurso de casación, afirmando que «en ningún momento mi representada se ha publicitado de manera explícita o implícita como un órgano colegial, sino más bien al contrario, estableciendo de manera clara que se trata de una asociación y no de colegio profesional alguno» añadiendo más adelante que «en cuanto a la afirmación de que se produce la confusión de la marca de mi representada pretendiendo el respaldo de una institución oficial, afirmamos que nunca ha existido ambición de vinculación con ningún colegio de Administradores de fincas, sin más bien al contrario…». Por ello, si como ella misma admite carece de cualquier vinculación con las Asociaciones y los Colegios profesionales de administradores de fincas ni pretende tenerlo, la utilización de la denominación pretendida induce a confusión y propicia que el consumidor medio pueda llegar a la conclusión contraria, que debe ser evitada, pudiendo elegir otros muchos distintivos de fantasía que no induzcan a pensar en el destinatario que los servicios los presta un colegio profesional oficial”.

Por todo ello, cabe concluir que, para el ejercicio de la profesión de Administrador de Fincas, es “conditio sine qua non”, el estar adscrito a un Colegio Profesional de Administradores de Fincas, sin cuyo requisito no se podrá ejercer la profesión de Administrador de Fincas.

Todos los administradores de Administraciones Corcho, S.L. están debidamente colegiados para que nuestros cliente sepan en todo momento que trabajan con especialistas responsables y fiables que siguen los mejores criterios de calidad y solvencia establecidos por el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.