Tel: 915 69 44 99 - 671 33 91 95 / Urgencias: 913 613 848 info@admicorcho.es
Evita las sanciones si tienes un piso turístico

Evita las sanciones si tienes un piso turístico

Fuente: idealista.com

Cómo declarar tus ingresos si tienes un piso turístico para evitar sanciones

Gracias a las plataformas de alquiler vacacional, cada vez más ciudadanos recorren el mundo sin demasiados costes, y todo ello gracias a que van alquilando casas o habitaciones a través de los distintos países, de forma mucho más económica que si se hospedasen en un hotel, por lo que cada vez más personas se animan a utilizar estas plataformas para viajar, lo que hace que la oferta y la demanda se haya disparado en los últimos meses.

Pero también debemos de indicar que en los últimos meses han aumentado las notificaciones emitidas por parte de la Agencia Tributaria en las que se solicita información a los dueños de los inmuebles publicitados en estas páginas, obligando a rendir cuentas al fisco.

Y si bien es cierto que muchos de los titulares de los inmuebles lo tienen declarado, también hay que destacar que hay un gran número de contribuyentes que desconocen, o bien que no declaran dichos ingresos.

Alquilar a través de estas páginas web no deja de ser un ingreso, esto es, un rendimiento que percibimos, el cual ha de ser incluido en nuestra autoliquidación de IRPF, por ello si no lo hacemos estamos incumpliendo la normativa fiscal y nos enfrentamos a sanciones que más adelante comentaremos.

Si bien es cierto que cada vez hay más usuarios, también es cierto que cada vez más la Agencia Tributaria revisa que se declaren las rentas obtenidas por dichos alquileres, y se utilizan mecanismos de control que a veces resultan completamente inverosímiles.

Entre ellos, se está recurriendo a acceder a estas aplicaciones para ver si todos los clientes que publicitan los inmuebles, realmente declaran esos alquileres, y lo cierto es que un gran número de contribuyentes no los ha declarado, por lo que se enfrentan a un procedimiento de comprobación por parte de la Agencia Tributaria que muy probablemente finalizará con una regularización que implicará que se tengan que abonar cantidades por tal concepto, así como posibles sanciones.

Los contribuyentes con un inmueble alquilado tienen que declararlo en su renta como un rendimiento de capital inmobiliario, permitiendo que se desgraven los gastos que hayan tenido con ocasión de ese alquiler y el incumplimiento de esta obligación hace que se expongan a que la Agencia Tributaria les envíe una propuesta de liquidación en la que se le incluirán las rentas que no ha declarado, saliendo, por tanto, un resultado distinto, que normalmente suele ser menos a devolver o bien, más a pagar, más intereses de demora.

Pero no sólo nos enfrentamos a la liquidación en sí, sino que además, la Administración Tributaria tiene potestad sancionadora, de tal manera que además de hacernos pagar los importes que en su día no declaramos, puede imponernos una sanción, por entender que la actuación llevada a cabo no ha estado dentro de los límites legales y está orientada a defraudar a la Administración, por lo que impone una sanción que puede ir entre el 50% y el 150% de lo dejado de declarar, en función de si se califica como leve, grave o muy grave.

En la actualidad, la mayor parte de las sanciones que se imponen suelen ser del 50% de lo dejado de declarar, aunque dependerá de la valoración que la Administración haga, y si no efectuamos recurso alguno frente a la liquidación y a esa sanción y pagamos la sanción en los plazos establecidos, se nos hará una rebaja de un 25%.

Por tanto, si publicitamos una vivienda y la alquilamos pero después no declaramos los ingresos, esto nos puede salir caro.

Si el alquiler de la vivienda se limita a la mera puesta a disposición de la misma de forma temporal, sin complementarse con la prestación de servicios propios de la industria hotelera, tales como restaurante, limpieza, lavado de ropa y otros análogos, y siempre que no concurran las circunstancias previstas en el apartado 2 del artículo 27 de la LIRPF, las rentas derivadas del arrendamiento tendrán la calificación de rendimientos del capital inmobiliario.

Se han de incluir los ingresos percibidos y a su vez la Ley nos permite incluir los gastos necesarios para la obtención del rendimiento, tales como el IBI, la comunidad, Tasas de basuras, seguros, etc…siempre por la parte proporcional al tiempo que hayan estado alquilados.

En Administraciones Corcho usted dispone de un Servicio de Asesoría Jurídica que puede asesorarle y ayudarle en sus cuestiones legales.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Sanciones por no declarar el alquiler de una vivienda

Sanciones por no declarar el alquiler de una vivienda

Fuente: Idealista.com

¿Cuáles son las sanciones por no declarar el alquiler de una vivienda?

Autor: Legálitas (colaborador de idealista news)

La declaración de los pisos alquilados es un tema que siempre ha resultado bastante controvertido, ya que en España se ha generado una gran economía sumergida derivada del incumplimiento de la declaraciónde los pisos en alquiler. Lo cierto que hay bastante recelo a la hora de confeccionar la renta e incluirlos.

Un amplio sector de la población considera que el hecho de declarar un inmueble alquilado hace que tenga que pagar más impuestos, y si bien es cierto que el IRPF es un impuesto progresivo, las leyes actuales están orientadas a establecer mecanismos que favorezcan su declaración.

De hecho, en la actualidad existe una reducción del 60% de los rendimientos netos obtenidos por los pisos alquilados, lo que hace sin duda que sea muy atractiva la tributación de los alquileres.

Cuándo un contribuyente tiene un inmueble alquilado como arrendador o propietario y no incluye el rendimiento generado por dicho alquiler en su autoliquidación de IRPF, se expone a que la Administración Tributaria lo detecte.

De ser así, le enviará una propuesta de liquidación, más conocida coloquialmente como una ‘paralela’, en la que se le incluyen las rentas que no ha declarado, saliendo por tanto un resultado distinto, que normalmente suele ser menos a devolver, o bien más a pagar.

Además de la liquidación, la Administración Tributaria tiene potestad sancionadora, de tal manera que además de hacernos pagar los importes que en su día no declaramos, puede imponernos una sanción, por entender que la actuación llevada a cabo no ha estado dentro de los límites legales y está orientada a defraudar a la Administración.

El importe de una sanción que puede ir del 50% y el 150% de lo que se ha dejado de declarar, en función de si Hacienda califica el ‘olvido’ como leve, grave o muy grave.

A su vez establece reducciones en función de si se reclama o no, y en función de que se efectúe el pago en los plazos estipulados en la normativa.

Hoy por hoy, la Administración Tributaria en la mayor parte de los procedimientos, ejerce la potestad sancionada que tiene atribuida y es bastante difícil que proceda a eliminar dichas sanciones, por lo que recomendamos que siempre y en todo caso se declaren los alquileres.

Las sanciones pueden ser recurridas en base a múltiples argumentos entre los que destacamos la falta de dolo, o intención de defraudar, la ausencia de conocimiento, etc, aunque son procedimientos que en la práctica no suelen prosperar.

¿Cómo quedan los alquileres en la Renta 2015?

¿Cómo quedan los alquileres en la Renta 2015?

FUENTE: 20minutos.es/europa press

Cómo quedan los alquileres en la Renta 2015: deducciones para inquilino y casero

  • La deducción para inquilinos es para contratos previos al 31 de diciembre de 2014.

  • Hay una serie de gastos relacionados con el mantenimiento de la vivienda que el casero se puede deducir e su declaración.

  • Baleares, Murcia y La Rioja son las únicas comunidades que no contemplan ningún tipo de beneficio fiscal en este sentido

La campaña de la renta de 2015 trae novedades en lo que se refiere a la vivienda: una de las principales es el fin de la deducción estatal por alquiler de una vivienda para uso habitual. Las deducciones por alquilar una casa afectan a las dos partes implicadas en un contrato, el casero y el inquilino.

Así deben tributar ambos.

Para el inquilino

El Gobierno eliminó el pasado año esta deducción para los inquilinos que hubiesen firmado sus contratos de arrendamiento a partir del 1 de enero de 2015, aunque se mantendrá para los que se llevaron a cabo antes del 31 de diciembre de 2014. Además, se eliminan las reducciones para el inquilino en función de la edad. Si el contrato de alquiler contrato es anterior al último día de 2014, el inquilino podrá deducirse un 10,05% de las cantidades pagadas con un límite de 9.040 euros al año para bases imponibles inferiores a 17.707,2 euros. A partir de esa cifra la deducción va reduciéndose progresivamente y desaparece para las rentas de 24.107,20 euros anuales o más. Se trata de un beneficio fiscal muy importante para el bolsillo del contribuyente, ya que puede recuperar hasta 909 euros. En el caso de que se trate de un alquiler con opción a compra no hay ninguna diferencia: se deduce por el alquiler hasta que se ejecute la compra de la vivienda.

Para el casero

El propietario de una vivienda también puede beneficiarse de una serie de desgravaciones si tiene alquilado su piso y declara esos ingresos a Hacienda, algo a lo que, lógicamente, está obligado. Hay una serie de gastos relacionados con el mantenimiento de la vivienda que el casero se puede deducir: Los intereses de préstamos vinculados a la vivienda. Los impuestos y las tasas sobre la vivienda: el IBI, las tasas por limpieza, recogida de basuras, alumbrado, etc., siempre que no tengan carácter sancionador. Los gastos de formalización del arrendamiento y los de defensa de carácter jurídico. Los gastos de conservación y reparación como pintura, reparación de instalaciones de calefacción, ascensor, puertas de seguridad u otros. Los contratos de seguro (de responsabilidad civil, incendio, robo, rotura de cristales u otros de naturaleza análoga). Las cantidades destinadas a servicios o suministros (luz, agua, gas, teléfono). Una vez deducidos los gastos, con la cifra resultante, los caseros podrán beneficiarse de una reducción del 60% independientemente de la edad de los inquilinos

Deducciones autonómicas

A la deducción estatal de los alquileres habrá que sumarle la deducción autonómica, que puede incluirse en la declaración de la renta independientemente de cuándo se haya firmado el contrato. Baleares, Murcia y La Rioja son las únicas comunidades autónomas que no contemplan ningún tipo de beneficio fiscal en este sentido. Estas deducciones y reducciones no se aplican a todos los alquileres. Por ejemplo, las viviendas vacacionales, que se alquilan por temporadas en la costa, no pueden beneficiarse.