Tel: 915 69 44 99 - 671 33 91 95 / Urgencias: 913 613 848 info@admicorcho.es
Empresarios y profesionales que pueden deducirse el IVA soportado por las comunidades de propietarios.

Empresarios y profesionales que pueden deducirse el IVA soportado por las comunidades de propietarios.

Fuente: J. A. Ruiz Sainz-Aja. Comentarios sobre vivienda

La deducción del IVA soportado por las comunidades de propietarios es una posibilidad que habitualmente pasa desapercibida para algunos propietarios que, además, son sujetos pasivos del IVA, esto es, son profesionales o empresarios cuyas actividades se desarrollan en el edificio en que residen.

Veamos un ejemplo. Supongamos que una comunidad de propietarios decide acometer la reforma del portal y fachada, correspondiendo a las 8 viviendas y 2 locales comerciales una derrama extraordinaria de 7.910 euros cada uno. Los locales comerciales están arrendados y 7 viviendas son destinadas a domicilio por sus propietarios mientras la otra se destina a despacho profesional de abogado de su propietario, quien tiene su domicilio en otra vivienda.

Las obras que tienen un coste total de 79.100 euros, se distribuyen de la siguiente forma: 60.000 euros más IVA (10%) corresponden al contratista que ejecutará las obras (66.000 euros), 10.000 euros más IVA (21%) corresponden al aparejador que dirige la obra (12.100 euros) y 1.000 euros a la licencia de obras concedida por el ayuntamiento.

La cuestión que se plantea es la deducción del IVA soportado en la reforma por los propietarios de los locales comerciales y por el propietario del despacho profesional.

Hace unos meses publiqué una entrada sobre la cuestión, entrada que se publicó en el nº 172 de la Revista del Consejo General de Colegios de Administradores de fincas de España (CGCAFE) con muy buena acogida.

Hoy vuelvo sobre la cuestión porque hay novedades. En concreto, las consultas de la Dirección General de Tributos V2058-16 y V3307-16 han venido a suavizar los requisitos formales necesarios para la deducción, introduciendo un nuevo mecanismo de acreditación del IVA soportado a través la certificación de la factura por parte del administrador de la comunidad de propietarios.

Después de estas consultas, los procedimientos formales para la deducción del IVA soportado son tres:

Primero. Si en las facturas que documentan las operaciones de entregas de bienes y prestaciones de servicios cuya destinataria sea la comunidad de propietarios se consigna, en forma distinta y separada, la porción de base imponible y cuota repercutida a cada uno de los propietarios con derecho a la deducción, éstos podrán deducir el Impuesto que les ha sido repercutido, siempre que se trate de empresarios o profesionales y se cumplan los demás requisitos para efectuar la deducción, de conformidad con lo previsto en los artículos 92 y siguientes de la Ley 37/1992.

Segundo. Los miembros de una comunidad de propietarios que por sí misma no tiene la condición de empresario o profesional, que sí tengan dicha condición, podrán deducir las cuotas soportadas por las adquisiciones de bienes y servicios efectuadas a través de la citada comunidad, para lo cual deberán estar en posesión de un duplicado de la factura expedida a nombre de aquella, aunque en la misma no consten los porcentajes de base imponible y cuota tributaria que les correspondan en función de su participación en la comunidad. Dichos porcentajes podrán acreditarse mediante otro tipo de documentos (escritura de división horizontal y obra nueva, estatutos de la comunidad, etc.).

Tercero. A estos solos efectos será válido que los comuneros estén en posesión de una copia de la factura original emitida a nombre de la comunidad y que dicha copia sea certificada o diligenciada por el administrador de la referida comunidad de propietarios.

Esta alternativa, excepcional, y que trae su causa de la jurisprudencia comunitaria, únicamente se considera ajustada a derecho en la medida en que la comunidad que aparece como destinataria en la factura no tiene la condición de empresario o profesional, de forma que no cabe, en ninguna medida ni cuantía, la deducción por ésta de las cuotas que soporta.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Empresarios y profesionales que pueden deducirse el IVA soportado por las comunidades de propietarios.

¿Cómo quedan los alquileres en la Renta 2015?

FUENTE: 20minutos.es/europa press

Cómo quedan los alquileres en la Renta 2015: deducciones para inquilino y casero

  • La deducción para inquilinos es para contratos previos al 31 de diciembre de 2014.

  • Hay una serie de gastos relacionados con el mantenimiento de la vivienda que el casero se puede deducir e su declaración.

  • Baleares, Murcia y La Rioja son las únicas comunidades que no contemplan ningún tipo de beneficio fiscal en este sentido

La campaña de la renta de 2015 trae novedades en lo que se refiere a la vivienda: una de las principales es el fin de la deducción estatal por alquiler de una vivienda para uso habitual. Las deducciones por alquilar una casa afectan a las dos partes implicadas en un contrato, el casero y el inquilino.

Así deben tributar ambos.

Para el inquilino

El Gobierno eliminó el pasado año esta deducción para los inquilinos que hubiesen firmado sus contratos de arrendamiento a partir del 1 de enero de 2015, aunque se mantendrá para los que se llevaron a cabo antes del 31 de diciembre de 2014. Además, se eliminan las reducciones para el inquilino en función de la edad. Si el contrato de alquiler contrato es anterior al último día de 2014, el inquilino podrá deducirse un 10,05% de las cantidades pagadas con un límite de 9.040 euros al año para bases imponibles inferiores a 17.707,2 euros. A partir de esa cifra la deducción va reduciéndose progresivamente y desaparece para las rentas de 24.107,20 euros anuales o más. Se trata de un beneficio fiscal muy importante para el bolsillo del contribuyente, ya que puede recuperar hasta 909 euros. En el caso de que se trate de un alquiler con opción a compra no hay ninguna diferencia: se deduce por el alquiler hasta que se ejecute la compra de la vivienda.

Para el casero

El propietario de una vivienda también puede beneficiarse de una serie de desgravaciones si tiene alquilado su piso y declara esos ingresos a Hacienda, algo a lo que, lógicamente, está obligado. Hay una serie de gastos relacionados con el mantenimiento de la vivienda que el casero se puede deducir: Los intereses de préstamos vinculados a la vivienda. Los impuestos y las tasas sobre la vivienda: el IBI, las tasas por limpieza, recogida de basuras, alumbrado, etc., siempre que no tengan carácter sancionador. Los gastos de formalización del arrendamiento y los de defensa de carácter jurídico. Los gastos de conservación y reparación como pintura, reparación de instalaciones de calefacción, ascensor, puertas de seguridad u otros. Los contratos de seguro (de responsabilidad civil, incendio, robo, rotura de cristales u otros de naturaleza análoga). Las cantidades destinadas a servicios o suministros (luz, agua, gas, teléfono). Una vez deducidos los gastos, con la cifra resultante, los caseros podrán beneficiarse de una reducción del 60% independientemente de la edad de los inquilinos

Deducciones autonómicas

A la deducción estatal de los alquileres habrá que sumarle la deducción autonómica, que puede incluirse en la declaración de la renta independientemente de cuándo se haya firmado el contrato. Baleares, Murcia y La Rioja son las únicas comunidades autónomas que no contemplan ningún tipo de beneficio fiscal en este sentido. Estas deducciones y reducciones no se aplican a todos los alquileres. Por ejemplo, las viviendas vacacionales, que se alquilan por temporadas en la costa, no pueden beneficiarse.