Tel: 915 69 44 99 - 671 33 91 95 / Urgencias: 913 613 848 info@admicorcho.es
El perfil del compañero de piso ideal

El perfil del compañero de piso ideal

fuente: Pisos.com

El compañero de piso ideal es soltero, estudiante, no fumador, sin mascotas y menor de 30 años

Compartir piso puede ser una experiencia de lo más enriquecedora, pero también puede convertirse en una pesadilla si las personas con las que vives bajo el mismo techo no son las adecuadas. El portal inmobiliario pisos.com ha querido conocer las preferencias de los españoles a la hora de escoger a sus compañeros de piso. Una de las principales conclusiones es que el 47,1% preferiría convivir con personas con una edad comprendida entre 18 y 29 años. Por su parte, el 28,7% elegiría inquilinos de entre 30 y 41 años. Solo el 8,8% se decantaría por mayores de 42 años. Sin embargo, el 15,3% afirma no tener preferencias respecto a la edad.

ara Miguel Ángel Alemany, director general de pisos.com, “el precio de una habitación en alquiler dista mucho de un arrendamiento completo o de una hipoteca, lo que permite tener más liquidez presente o ahorro futuro”. El directivo afirma que “el perfil de inquilino que comparte casa continúa siendo eminentemente joven, pero hace tiempo que transcendió la época universitaria, ampliándose a los primeros años dentro del mercado laboral, hasta que los ingresos son lo suficientemente altos y estables como para tener una solvencia sólida y dar un paso más”. Por otro lado, el responsable del portal inmobiliario asegura que “en las grandes capitales hay perfiles incluso por encima de los 40 años cuyo sueldo no alcanza para alquilar en solitario”.

El estado civil y el género son indiferentes

Respecto al estado civil, el 43,3% prefiere vivir con solteros, un porcentaje que contrasta con los que escogerían divorciados o separados (3,4%) y casados o en pareja (1,1%). No obstante, al 52,1% le resulta indiferente este aspecto. En cuanto a la ocupación, el 25,7% tiene a los estudiantes como opción favorita, mientras que el 21,5% apuesta por asalariados. Los autónomos son los peor parados, con solo un 1,1% de los votos. Llama la atención que al 51,7% le resulte indiferente este aspecto.

En cuanto al género, el compañero de piso ideal es una mujer para el 39,5% de la muestra, siendo los hombres los escogidos tan solo por el 7,7%. A pesar de ello, un 52,9% manifiesta que el sexo no es una cuestión relevante. Lo que sí es importante para el 39,1% es que las personas con la que conviva no fumen, mientras que un 50,2% no aceptaría compañeros con mascotas.

La primera impresión cuenta, pero no tanto

En el momento de la entrevista, la primera impresión es importante para el 52,5% de los encuestados, pero tampoco es un factor decisivo. Por su parte, el 33,3% considera este factor fundamental, una cuestión de instinto. Asimismo, el 54% escogería a alguien activo y alegre, que se involucre con el resto de compañeros de la casa, frente a un 46% que prefiere una persona que pase desapercibida y vaya a lo suyo. En cuanto a la posibilidad de que se produzca un retraso en el pago de la renta o de algún recibo, el 77,8% se mostraría comprensivo y trataría de resolver el problema con diplomacia.

n la pregunta dedicada a la alimentación, el 50,6% está a favor de dividir el espacio del frigorífico, ya que comprar individualmente y cocinar cada uno lo suyo no es incompatible con una buena convivencia. Frente a ello, el 43,3% señala que es más económico comprar ciertos productos en común, pero también hay otros más personales cuyo uso ajeno sería motivo de disputa. Por otro lado, el tema de la limpieza suele ser motivo de polémica. En este sentido, un 82% le da a este asunto un valor razonable, admitiendo que la habitación es terreno libre, pero las zonas comunes deben estar presentables. El 16,9% apoya la creación de un calendario estricto de limpieza, mientras que un escaso 1,1% no considera este aspecto esencial.

Privacidad y limpieza son esenciales

La encuesta de pisos.com también incluyó una serie de afirmaciones con el fin de que medir su grado de importancia del 1 (nada importante) al 5 (muy importante). Así, que el compañero escogido pague el alquiler y el resto de gastos puntualmente es muy importante para el 63,2% de los encuestados. Igualmente, la preocupación por la limpieza obtiene una puntuación del 4 en el 44,8% de los casos. El respeto a las horas de sueño y estudio arroja la máxima calificación con el 47,9% de los votos.

Comunicar con antelación las visitas o fiestas en casa también tiene como mayoría la valoración más alta con un 55,9% a favor. Por otro lado, que otro inquilino avise de que va a entrar en la habitación de alguien que no está en casa es considerado muy importante por el 73,6%. Los conocimientos de bricolaje no son nada importantes para el 31%, mientras que tener una buena conversación y saber escuchar es calificado con 4 puntos por el 33%. Por último, que sepa cocinar tiene una importancia de nivel 3 para el 33%.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Administraciones Corcho S.L. pone a su disposición sus servicios de administración, asesoramiento y gestión de todos los aspectos de la vida diaria de las comunidades de vecinos y la propiedad horizontal en Madrid y alrededores.

Profesionales colegiados y métodos de gestión certificados por AENOR para que la gestión de sus asuntos comunitarios e inmobiliarios no sean una inquietud para usted y su comunidad.

Además, a través de nuestro sitio web tendrá acceso durante las 24 horas del día a la documentación de su Comunidad de Propietarios, condiciones especiales con proveedores y una exclusiva oferta inmobiliaria.

Alquilar un piso a estudiantes

Alquilar un piso a estudiantes

Fuente: Idealista

Llega agosto y uno de los meses más activos para el alquiler de viviendas para los estudiantes universitarios. El Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de España ha elaborado una serie de consejos a los propietarios para que puedan alquiler con seguridad: desde firmar un contrato por escrito hasta la fianza que cubra posibles desperfectos.

El próximo curso académico ha empezado para los estudiantes universitarios que están en búsqueda de nueva residencia, ya sea que porque han decidido cambiar de casa como si comienzan una nueva ‘aventura’ universitaria.

El Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de España (COAPI) ha elaborado una serie de consejos para los propietarios que quieran alquilar sus viviendas y son reticentes a hacerlo a estudiantes, uno de los principales demandantes de pisos de alquiler en las ciudades universitarias.

  • Elegir con cuidado a los inquilinos. Lo aconsejable es mantener una entrevista con todos los estudiantes que van a ocupar la vivienda y, si es posible, con sus padres, con el fin de evaluar su actitud y dejar claras las responsabilidades en el caso de que la vivienda pudiera sufrir daños.
  • Es preferible alquilar el piso como una única unidad, en lugar de realizar el alquiler por habitaciones. La renta es única y la responsabilidad del pago solidaria. De esta forma los mismos inquilinos cubren posibles vacantes y responden del impago de uno de los ocupantes. La gestión para el propietario es más sencilla si existe cualquier problema.
  • Estos alquileres son de pisos amueblados. Es necesario colocar muebles funcionales y con una buena presencia. La visibilidad es fundamental para defender la renta y para alquilar con rapidez. Debe desecharse convertir el piso de alquiler en el almacén de los muebles sobrantes de la familia.
  • Es fundamental fijar una fianza que cubra posibles desperfectos en la vivienda, que será de dos meses si se considera arrendamiento de temporada universitaria. Esta fianza debe ser depositada por el propietario en el organismo autonómico competente.
  • La Ley de Arrendamientos Urbanos permite garantías adiciones a la fianza, que en estos casos conviene que sea un aval personal o bancario de los padres, toda vez que los estudiantes carecen de ingresos. Los padres deben firmar también los contratos con responsabilidad solidaria del pago de la renta y cantidades asimiladas, así como de los posibles daños.
  • El propietario tiene más que perder y le conviene formalizar un contrato escrito, el cual reporte seguridad jurídica y recoja las garantías del cumplimiento del contrato por los estudiantes, tanto del pago de la renta como que se devolverá en perfecto estado.
  • Realizar un inventario detallado con todo el contenido de la vivienda (muebles, electrodomésticos, menaje, elementos decorativos) y el estado de los mismos, de forma que pueda realizarse una comprobación una vez finalizado el curso.
  • Ser un buen propietario. Unos buenos inquilinos estudiantes hay que mantenerlos y cuidarlos porque la etapa universitaria es extensa en el tiempo. Para ello es conveniente atender sus solicitudes en orden a mantener la correcta habitabilidad de la vivienda, efectuando las reparaciones precisas o, por ejemplo, cambiando colchones o electrodomésticos si fuese preciso.