Tel: 915 69 44 99 - 671 33 91 95 / Urgencias: 913 613 848 info@admicorcho.es
Llega el invierno y debes aislar tu hogar

Llega el invierno y debes aislar tu hogar

fuente: idealista.com

Seis soluciones para aislar tu vivienda de cara al invierno

Sí, es verdad que parece que el frío no va a llegar nunca. O que la vida real se ha convertido en Juego de Tronos y solo tendremos inviernos de vez en cuando. Ficciones aparte, es inevitable, el frío llegará y mejor estar preparado para cuando lo haga, ¿sabes cómo debes aislar debidamente tu casa de cara al frío?

Te queremos ayudar dándote pistas sobre cómo hacerlo: como viene siendo habitual, el arquitecto Pablo García, de Atrezo Arquitectos, nos ayuda.

“Según el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía, IDEA, los hogares españoles gastan aproximadamente unos 1.100 euros en energía al año. Si se pierde el 30%, eso son 300 euros tirados a la basura”, aclara.

Pero, ¿por dónde se pierde el calor? “Un 25-30%, por la cubierta; entre un 10% y un 15% a través de cristales sencillos. Entre un 20-25% por la fachada, un 5%-10% por el suelo y el mismo porcentaje a través de la puerta de entrada de la casa”. Cada casa requiere de un tipo de solución puesto que si vivimos en un piso que no sea ático, las pérdidas de cubierta y de suelo no son relevantes, ya que estamos entre espacios habitables. “Habrá que intervenir solo en fachada y ventanas”, aclara.

¿Qué se puede hacer en las ventanas?

Si nuestras ventanas son de vidrio sencillo, podemos cambiarlas por unas de vidrio doble. También podemos cambiar la carpintería (el marco de la ventana), pasando a aluminio con rotura de puente térmico o pvc. “No hay que olvidar que es tan efectivo el vidrio como la carpintería por lo que ambas deben cumplir con unos mínimos para tener nuestra vivienda bien aislada”, añade. ¿Y cuál es ese mínimo? “Depende de cada zona climática, en el caso de Madrid que es zona D3 para una ventana orientada al norte es 2,5W/m2K. Lo ideal es ponerse en manos de profesionales que puedan asesorarnos. El precio del cambio de ventanas podemos estimarlo en 300 euros para pvc y de 500 euros para aluminio con rotura de puente térmico”, aclara.

Si no podemos cambiar las ventanas actuales, podemos añadir otra y crear una doble ventana. Si tenemos medidas estándar, los precios son de 90 euros por ventana.

Si nos queremos quedar con las ventanas que tenemos, pero queremos mejorar su aislamiento, podemos poner burletes. “Se trata de una espuma adhesiva aislante que se dispone en el perímetro del marco y anula las filtraciones de aire. Un rollo de 6m lo podemos encontrar por 12 euros”, aclara.

También, si tenemos ventanas de vidrio sencillo, podemos usar una película transparente de plástico para aislar el vidrio. La película forma una cámara de aislamiento comparable con un doble vidrio. Podemos encontrarla por 5 euros la unidad.

¿Qué se puede hacer en la fachada?

Podemos elegir la opción más elemental: “Los cajones de las persianas. Muchos de ellos son verdaderas puertas abiertas al exterior. Con un kit de aislamiento de estos cajones podrás conseguir mejorar el confort de la vivienda, por 9 euros el kit”, detalla García. Si queremos una solución más efectiva y global, podemos llenar la cámara de aire de nuestros muros que dan al exterior con material aislante. “Consiste en hacer unas pequeñas perforaciones en algunos puntos para introducir nódulos de lana de vidrio. Aparte de ser rápido y limpio el precio es de 18€/m2 aproximadamente”, explica. En todas éstas actuaciones lo mejor es contar con asesoramiento profesional (desde 50€ por servicio).

Un buen aislamiento solo tiene ventajas. Permite ahorrar entre el 25% y 30% en la factura de la luz o gas. Ofrece bienestar y un hogar confortable, permite ganar espacio si aislamos zonas como buhardillas o aquellas que antes eran inhabitables y además, respeta el medio ambiente, ya que cuanto menos energía demandemos menos CO2 se emite a la atmósfera” finaliza.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Administraciones Corcho S.L. pone a su disposición sus servicios de administración, asesoramiento y gestión de todos los aspectos de la vida diaria de las comunidades de vecinos y la propiedad horizontal en Madrid y alrededores.

Profesionales colegiados y métodos de gestión certificados por AENOR para que la gestión de sus asuntos comunitarios e inmobiliarios no sean una inquietud para usted y su comunidad.

Además, a través de nuestro sitio web tendrá acceso durante las 24 horas del día a la documentación de su Comunidad de Propietarios, condiciones especiales con proveedores y una exclusiva oferta inmobiliaria.

Viviendas preparadas para el invierno

Viviendas preparadas para el invierno

Fuente: Idealista.com

10 consejos de los aparejadores para preparar la vivienda en invierno y ahorrar energía.

Con la llegada del invierno es aconsejable adaptar la vivienda a las bajas temperaturas y reducir la factura de calefacción. El Colegio de Aparejadores de Madrid aconseja poner suelos de madera; colocar un aislamiento adecuado por el exterior o el interior de las fachadas y cubiertas, o instalar sistemas de climatización eficientes como bombas de calor o biomasa.

A continuación, detallamos las 10 recomendaciones que ofrece el Colegio de Aparejadores de Madrid para acondicionar la vivienda para el invierno (y para el verano también):

1. Comprueba el aislamiento de tu casa

Los huecos de las paredes en las viviendas del hogar dejan escapar mucha de la energía que pagamos en nuestra factura de la luz. Por eso los aparejadores recomiendan comprobar si hay fugas a través de las ventanas.

Un ejemplo son los dobles acristalamientos, que no sólo evitan los ruidos del exterior, sino que además retienen el calor dentro de las estancias y evitan que el mismo se pierda rápidamente.

Ventanas con rotura de puente térmico, o bien ventanas sin rotura, pero con un suficiente nivel de estanqueidad, o las ventanas dobles, son elementos imprescindibles para combatir las bajas temperaturas minimizando los consumos energéticos. Además, es interesante la utilización de vidrios con baja transmisión térmica.

Un bajo factor solar (relación entre la energía que entra en una sala a través del cristal y la energía solar que incide en la superficie exterior de dicho vidrio perpendicularmente) facilita que las ventanas con orientaciones sur, sureste y suroeste permitan que las radiaciones solares entren en nuestras estancias reduciéndose el consumo energético.

Además, hay que vigilar el aislamiento de las puertas, ya que ejercen de aislantes entre diferentes habitaciones de la vivienda y hacia el exterior. Y el nivel de aislamiento de las partes ciegas o cerramientos ha de estar acorde con el de los huecos; no es bueno tener unos huecos muy aislados mientras que las fachadas carecen del mismo.

2. Los mejores suelos contra el frío

Para zonas sensibles y donde las condiciones meteorológicas y atmosféricas afectan al suelo (zonas expuestas a las lluvias o altas temperaturas), una de las opciones más recomendables es poner tarimas de exteriores. La madera es el material cálido por excelencia, y por eso, agradable uso durante el invierno.

El mercado ofrece opciones tradicionales y nuevos productos. La tecnología actual permite fabricar materiales casi a la carta. Un ejemplo de tantos puede ser la tarima tecnológica alveolar, una propuesta de exterior con avanzado diseño y excelentes propiedades de perdurabilidad y resistencia ante adversidades climatológicas, y a la exposición prolongada al frío o al calor o condiciones de humedad extrema.

En cuanto a interiores, los suelos de madera, además de aportar un aire natural y confortable, resultan muy cálidos en invierno.

3. Mantén la temperatura de los suelos, fachadas y cubierta

Los suelos, fachadas y cubierta son una fuente de pérdida energética, tanto los suelos que se encuentran en contacto con el terreno, con el exterior o con locales sin calefacción, como garajes, almacenes o desvanes. Si tu vivienda se encuentra en uno de estos casos, vigila el aislamiento de los mismos. El mercado ofrece sistemas de todo tipo, como por ejemplo las variedades llamadas suelo seco que incorporan aislamiento térmico en sus placas, reducen considerablemente las pérdidas energéticas y su tiempo de secado en la puesta en obra es mínimo.

De igual forma en fachadas y cubiertas, un aislamiento adecuado colocado por el exterior o el interior, en función de las posibilidades técnicas y de la zona climática en que se encuentre el edificio, ya que puede condicionar dicha opción en base a las necesidades de calor y refrigeración, son formas de evitar que el frío se introduzca en la vivienda. Conviene no olvidar la posible necesidad de incorporar barreras de vapor para evitar que condensaciones intersticiales deterioren las características de los mencionados aislamientos.

4. Sistemas de climatización eficientes

Un mantenimiento correcto es imprescindible para obtener el mayor rendimiento posible de nuestros equipos, hecho que redundará en ahorros de energía. Si nuestros equipos ya están cumpliendo su vida útil y nos planteamos su sustitución, en el mercado nos encontraremos con tecnologías cada vez más eficientes y debido a ello menos contaminantes para el medio ambiente: sistemas de condensación, bombas de calor, equipos de bajo NOX, biomasa, etc. El suelo radiante puede ser una opción a tener en cuenta.

5. Aprovecha tu terraza también en invierno

Una terraza es un elemento de la vivienda muy codiciado, por eso es importante sacarle partido todo el año. Las terrazas ya no son solo para el verano. En la temporada invernal la posibilidad de cerrar la misma mediante elementos practicables permite un uso continuo de un espacio amplio y beneficioso en la mayoría de los casos, que además puede ser relativamente fácil atemperar térmicamente.

El cierre de estos elementos beneficia a los espacios colindantes que ya no van a estar en contacto con el exterior en los meses más fríos, con la consiguiente reducción de pérdidas interiores de calor que facilitarán alcanzar el nivel de confort requerido con menor consumo de energía.

6. Paneles solares para producir energía térmica en casa

En España tenemos la suerte de tener días soleados con muchas horas de luz y escasas precipitaciones incluso durante los meses de invierno. Así, en muchas ciudades se producen alrededor de 4.000 horas de luz al año, recurso que podemos utilizar para producir calor.

Mediante la instalación de paneles solares que contribuyan a la producción de agua caliente sanitaria con energía renovable, se puede ahorrar en consumo energético al no tener que usar otras fuentes energéticas no renovables. En principio cualquier instalación de agua sanitaria es susceptible de este cambio, basta con instalar una serie de colectores solares y de sistemas de transporte de energía, y pensar el espacio dónde quieres ponerlo y el tiempo que incide el sol diariamente en el mismo, sin olvidar la legalización de esta nueva instalación.

7. Adecuar el horario del uso con la regulación de los equipos

De poco sirve exigir a los equipos el máximo rendimiento en momentos en los que estamos ventilando nuestra vivienda, o estamos durmiendo, o simplemente estamos fuera de ella.

Conciliar nuestra estancia en la misma y la actividad que desarrollamos, con las mayores exigencias de los equipos climatizadores redundará en una mayor eficacia y el correspondiente ahorro.

Un termostato programable regulará la temperatura impidiendo que sobrepase los límites que fijemos según el horario y uso mencionados anteriormente.

8. Ventilación controlada y adecuada

Una ventilación excesiva incide negativamente en los consumos de la energía. Incluso la hora de realizar la misma ya que, si nos es posible, la apertura necesaria para alcanzar la salubridad relacionada con renovar el aire de la vivienda interesa realizarla en las horas centrales del día, que es cuando la temperatura exterior suele ser más elevada, nieblas y lluvias aparte.

Las infiltraciones son flujos descontrolados del aire exterior que penetran a través de rendijas sobre todo en las fachadas orientadas en la dirección del viento dominante. Al margen de las correspondientes a otros puntos tratados anteriormente, la holgura entre la persiana y la parte inferior del cajón de la misma o bien el cargadero del hueco, pueden ser puntos conflictivos que un capialzado no aislado convenientemente e independizado de la cámara de aire de la vivienda pueden perjudicar todo lo logrado anteriormente.

9. En lugares donde no hay calefacción, coloca aislamiento en las tuberías

Las tuberías que se congelan más frecuentemente son las que están expuestas al frío intenso, como las de las piscinas, las de los patios, jardines, o sótanos. Pero también en algunas zonas las tuberías interiores que estén expuestas pueden llegar a congelarse. Por eso, antes de que pase, tenemos que hacer algo por nuestra parte para prevenir que ocurra. Por ejemplo, puedes proteger las tuberías con aislamiento de espesor adecuado para cada situación. Así, evitaremos que se congelen y estallen.

10. Audita tu edificio y aprovecha los Programas de Ayudas

Para calibrar el estado de nuestro edificio no hay nada como una auditoría, y en concreto el Informe de Evaluación del Edificio (IEE). Se trata de un informe cumplimentado mediante herramienta informática que reglamentariamente tiene tres partes: inspección técnica, accesibilidad y certificado de eficiencia energética con las correspondientes propuestas de medidas de mejora, y optativamente puede incorporar por ahora la evaluación del comportamiento en acústica.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.