Tel: 915 69 44 99 - 671 33 91 95 / Urgencias: 913 613 848 info@admicorcho.es
Protege los dispositivos conectados a internet

Protege los dispositivos conectados a internet

Consejos para proteger los dispositivos IoT (internet de las cosas) de tu empresa

fuente: blogbankia.es

El Internet de las Cosas (IoT) está demostrando tener muchas aplicaciones potenciales para las empresas de cualquier tamaño. La necesaria transformación digital ha hecho que muchas pymes ya hayan adoptado gran cantidad de dispositivos IoT y se hayan beneficiado de sus ventajas: reducir costes, proveer mejores servicios, diferenciarse de la competencia y simplificar tareas y procesos.

Sin embargo, este escenario de dispositivos conectados entre sí se ha convertido en uno de los objetivos preferidos para los ciberdelincuentes: nada menos que la mitad de los exploits se dirigen a dispositivos conectados. De hecho, España sufrió el 80% de los ciberataques mundiales hacia aparatos IoT en 2018 (F5Labs). Por desgracia, solo la mitad de los CISO (Responsables de Seguridad de las empresas) considera que esto sea una amenaza para las compañías, (Trend Micro). Para aquellos que sí lo consideran un riesgo, la pérdida de confianza del cliente es la consecuencia más temida.

¿Qué puede hacer entonces una pyme para protegerse?

  • Un buen primer paso es cambiar la contraseña por defecto del router ya que ha sido el dispositivo IoT más atacado en 2018 (The Hunt for IoT de F5 Labs).
  • Del mismo modo, es necesario cambiar todas las contraseñas por defecto en todos tus dispositivos IoT. Este paso es especialmente importante en las cámaras de seguridad.
  • Recuerda que tus nuevas contraseñas deben ser robustas. Es decir, contener más de 8 caracteres, mezclar mayúsculas, minúsculas, números y caracteres especiales siempre que sea posible. Además, no debes incluir en ellas información personal.
  • Usa una contraseña diferente para cada dispositivo. Puedes utilizar un gestor de contraseñas como Keepass para gestionarlas.
  • Desactiva la función de control remoto en aquellos dispositivos en los que no sea necesario tenerla activada.
  • Crea diferentes redes wifi (si tu router ofrece esta opción) y aísla los dispositivos conectados. De este modo, en caso de que uno de ellos sea atacado, no se propagará al resto de aparatos.
  • Nunca asumas que un dispositivo conectado, por pequeño o insignificante que parezca, es seguro: todos tus dispositivos deben estar correctamente actualizados y tener un firewall y un antivirus instalado y actualizado.
  • Comprueba qué datos se almacenan en tu dispositivo IoT y quiénes piden acceso a ello. Antes de usar cualquier dispositivo, lee detenidamente los permisos que le otorgas y comprueba que no pongan en peligro la información confidencial de tu empresa.

Pon en práctica estos consejos y extrema la precaución con tus dispositivos conectados ya que son uno de los objetivos preferidos para los ciberdelincuentes.

Sigamos construyendo ciberseguridad juntos.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Administraciones Corcho S.L. pone a su disposición sus servicios de administración, asesoramiento y gestión de todos los aspectos de la vida diaria de las comunidades de vecinos y la propiedad horizontal en Madrid y alrededores.

Profesionales colegiados y métodos de gestión certificados por AENOR para que la gestión de sus asuntos comunitarios e inmobiliarios no sean una inquietud para usted y su comunidad.

Además, a través de nuestro sitio web tendrá acceso durante las 24 horas del día a la documentación de su Comunidad de Propietarios, condiciones especiales con proveedores y una exclusiva oferta inmobiliaria.

 

El futuro del hogar ya está aquí

El futuro del hogar ya está aquí

Fuente: Elpais.com

Casas que piensan por sus dueños

La demanda de sistemas domóticos que convierten a las viviendas en inteligentes repunta tras la crisis

Un sensor avisa de que en la vivienda hay un escape de gas y corta la válvula. Pero si, además, la propia casa sube las persianas para ventilar, corta la corriente eléctrica y avisa al propietario al móvil, deja de ser un mero automatismo para convertirse en algo más. Es una vivienda domótica o inteligente. El problema es que la domótica sigue siendo una desconocida en España y es mucha la gente que continua sin saber qué es y qué puede aportarle. Sirva como adelanto que no se trata de enceder la luz desde el móvil.

Un ejemplo. El propietario llega a su casa y, tras presionar el botón del telemando, la cerradura se abre, la alarma se desconecta, se abre la llave de paso del agua, se conectan los enchufes y el ambientador empieza a pulverizar la mezcla, se pone la calefacción a la temperatura de confort, las videocámaras se sitúan de cara a la pared para garantizar la intimidad y, según sea de día o de noche, se levantan las persianas o se encienden determinadas luces.

Con esta escena cotidiana trata de explicar Enrique Barrera, director gerente de HogarTec, del Grupo Vendomotica, las posibilidades que tiene una casa inteligente. «Se autogestiona haciendo que todos los elementos que componen su instalación funcionen coordinadamente como si fueran parte de un organismo vivo», cuenta. La domótica es un sistema de control y automatización que permite controlar todos los elementos: alarmas técnicas, ventilación, iluminación, climatización, fachadas, toldos, persianas, cortinas, o energías renovables, añaden en la Asociación Española de Domótica (Cedom).

A simple vista su uso parece demasiado complejo pero su finalidad es justo la contraria. En vez de utilizar cada instalación por separado y multitud de cables y botones, la domótica permite el control de todos los equipos desde un mismo sistema, con una única orden y de una sola vez. «Esto se puede hacer desde una app, un pulsador especial o incluso con la voz. En cada vivienda se diseña el tipo de interfaz a medida», narra David Alvira, gerente comercial de ID Domótica. Es más, ya existe la posibilidad de integrar de manera inalámbrica, sin cables ni obras, los principales elementos, dice David Batlle, de Domoticus, integrador de sistemas y facilitador tecnológico para viviendas y edificios.

Que un coche ya sea capaz de aparcar solo impresiona. Pero mucho más que una vivienda sea inteligente y tome sus propias decisiones. En el capítulo de seguridad reacciona ante cualquier fallo en alguna de sus instalaciones, como una cisterna que pierde agua, un grifo mal cerrado, un escape de gas, un incendio, o una freidora encendida. Y gracias a la telegestión, la casa informa del suceso a su dueño. El usuario puede conectarse con ella para activar la simulación de presencia o la calefacción o, incluso, abrir la puerta a un familiar que necesita entrar. En eficiencia energética, «pruebas comparativas entre instalaciones demuestran ahorros de hasta el 70% en iluminación y hasta el 40% en climatización», indica Enrique Barrera. En cuanto a accesibilidad, es posible que la llave y hasta la propia puerta se abran solas cuando una persona con muletas o en silla de ruedas se aproxime.

Para que todo este engranaje funcione como un reloj suizo es importante que cada proyecto sea realizado por integradores, esto es, empresas especializadas en asesoramiento, ingeniería y puesta en marcha de instalaciones domóticas. Solo así se puede evitar los errores del pasado, ya que durante el boom inmobiliario se hicieron trabajos mal ejecutados y de poca calidad que tiñieron de cierta mala imagen al sector. Un sector que vuelve a crecer tras el pinchazo de la burbuja y el cierre de numerosas empresas. Ahora, tanto la demanda como la actividad registran leves repuntes desde hace cuatro años. Según el último estudio de Cedom, la facturación de los fabricantes de sistemas de control, después de bajar a 37,8 millones de euros en 2013, se ha recuperado hasta los 50,5 en 2016. «Las expectativas son positivas, aunque aún lejos de las cifras que teníamos en los años previos a la crisis», indican. Y no solo en el segmento de casas de lujo. «Estamos viendo un notable incremento de las promociones que incluyen domótica o preinstalación en sus memorias de calidades, incluso en viviendas protegidas», explica Barrera.

Ahora bien, es importante diferenciar entre un sistema domótico y una aplicación para controlar una bombilla o una persiana. Una persiana inteligente además de comunicarse con el usario a través de una app, se cerrará si este no ha vuelto por la noche o se ha puesto a llover en su ausencia. Entre otros muchos favores.

La domótica es mucho más que el Internet de las cosas (IoT), por el que han apostado gigantes de las telecomunicaciones como Google o Apple y con el que el usuario puede interactuar de manera intuitiva y simple con su vivienda desde su dispositivo móvil. «En el IOT estamos conectados con el elemento o aparato en concreto y aparece la comunicación bidireccional», dicen en Domoticus. Pero en domótica —que desde hace más de 25 años usa el estándar internacional KNX soportado por más de 400 fabricantes de todo el mundo—, la capacidad de comunicación es solo una prestación más y no debe depender de Internet para funcionar. Aunque, «lo cierto es que el IoT es un gran impulso en la popularización de los sistemas domóticos», reconoce Enrique Barrera, de Hogartec, firma que además es centro certificado por la Asociación KNX para impartir cursos y formar a profesionales.

¿Y cuánto cuesta la casa fantástica? Depende del número de elementos a integrar y si es un proyecto a medida, una reforma o una obra nueva, o si se trata de un proyecto inalámbrico o cableado, cuenta Batlle. Puede ir desde los 2.000 o 5.000 euros hasta cifras que pueden superar los 150.000 euros. La patronal tiene en su web una herramienta para solicitar un presupuesto y una tabla de niveles para saber qué grado de domotización se le está ofreciendo al cliente y que no le den gato por liebre. Una vivienda solo se considera domótica si alcanza, como mínimo, el nivel 1.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Administraciones Corcho S.L. pone a su disposición sus servicios de administración, asesoramiento y gestión de todos los aspectos de la vida diaria de las comunidades de vecinos y la propiedad horizontal en Madrid y alrededores.

Profesionales colegiados y métodos de gestión certificados por AENOR para que la gestión de sus asuntos comunitarios e inmobiliarios no sean una inquietud para usted y su comunidad.

Además, a través de nuestro sitio web tendrá acceso durante las 24 horas del día a la documentación de su Comunidad de Propietarios, condiciones especiales con proveedores y una exclusiva oferta inmobiliaria.

 

Paredes con sensores en nuestras casas

Paredes con sensores en nuestras casas

Fuente: Idealista.com. Hoja de Router. Fotografía: MIT University

Estas paredes con sensores te espían en tu propia casa (pero es por tu bien).

Imagina que desde el momento en que entraras por la puerta, tu hogar detectase sigilosamente no solo dónde te encuentras, sino que además calculara con asombrosa precisión la velocidad exacta a la que caminas e incluso supiera qué estás haciendo a partir de esos datos. Aunque probablemente te disguste pensar que tu casa podría vigilar cada uno de tus movimientos, lo cierto es que, dentro de unos años, podría asegurarse de que te encuentras bien gracias a ello.

Al menos eso es lo que pretenden investigadores del prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés) que han presentado recientemente WiGaitun dispositivo del tamaño de un pequeño cuadro que podemos colgar en la pared para que vele por nuestra salud con sus sensores.

¿Cuidará nuestra casa de nosotros?

Más allá de encender la luz cuando entras, permitirte controlar la calefacción desde el trabajo gracias a tu móvil u ordenar a la cafetera hacer su trabajo con un tuit, las casas inteligentes también podrían analizar la velocidad a la que caminas para cuidar de ti.

La presión sanguínea, la respiración, la temperatura corporal o el pulso proporcionan información sobre nuestro estado de salud, e incluso el ritmo al que te desplazas puede reflejar ciertos problemas. Hace unos años, un estudio publicado en la revista médica Jama  afirmaba que la velocidad de la marcha estaba asociada con la supervivencia de las personas mayores, por lo que podía servir como un indicador médico.

“Muchas hospitalizaciones evitables están relacionadas con problemas como caídas, insuficiencia cardiaca congestiva o enfermedad pulmonar obstructiva crónica, que han demostrado estar relacionadas con la velocidad de la marcha”, ha explicado Dina Katabi, investigadora del Laboratorio de Inteligencia Artificial e Informática del MIT que ha desarrollado WiGait.

Por eso, Katabi, junto a un grupo de científicos, decidió adaptar el proyecto que habían desarrollado anteriormente, WiTrack. Esta tecnología transmite señales de radio -utiliza una antena para transmitirlas y tres para recibirlas- y analiza las ondas reflejadas por el cuerpo humano para detectar nuestra localización y nuestros movimientos incluso a través de las paredes.

Ahora, los algoritmos de ‘machine learning’ (aprendizaje automático, un área de la inteligencia artificial) de WiGait analizan la rapidez con la que caminamos y sacan conclusiones de ello. Así, el dispositivo podría distinguir si los cambios de velocidad cuando andamos se deben a algún problema de salud o si la causa es otra (por ejemplo, si nos detenemos más porque estamos limpiando o cepillándonos los dientes).

Más preciso que los ‘wearables’

WiGait puede colocarse en cualquier pared y emite unas señales de aproximadamente una centésima parte de la cantidad de radiación de un ‘smartphone’. Gracias a sus sensores, el sistema es capaz de determinar el ritmo al que nos movemos con una precisión de entre el 85 y el 99 %. Una eficacia que permitiría a los investigadores entender mejor enfermedades como el párkinson, caracterizado por una reducción de la distancia entre pasos.

Al monitorizar todo lo que sucede en la casa las 24 horas del día, podría ayudar, además, a predecir el deterioro cognitivo y motor e incluso a prevenir ciertas enfermedades cardiacas o pulmonares. Los investigadores esperan probarlo con personas que sufren párkinson, alzhéimer o esclerosis múltiple para que los médicos puedan estudiar la progresión de la enfermedad y ajustar la medicación.

Sin ir más lejos, una de los primeros ensayos que los científicos han realizado en una casa privada mostraba los beneficios de WiGait: detectaba a un inquilino levantado por la noche caminando hacia delante y hacia atrás. Finalmente, se diagnosticó que sufría ansiedad.

Es más, el sistema podría llegar en un futuro a llamar a una ambulancia si determina que la persona está en el suelo o servir para otros usos más cotidianos, como reproducir un tipo de música si, por ejemplo, cree que estamos trabajando. Otra aplicación posible, aunque más controvertida, sería vigilar el cumplimiento de las penas de arresto domiciliario. 

Pese a que tener un dispositivo en la pared que nos monitoriza puede parecer inquietante, lo cierto es que es mucho más preciso y cómodo que ‘wearables’ como el Fitbit, que estima la velocidad a la que avanzamos basándose únicamente en el conteo de pasos y que además hay que llevar encima.

También es más respetuoso con la privacidad que las cámaras, ya que no registra las imágenes, sino que “ve a una persona como una mancha moviéndose en el espacio”, según ha señalado Chen-Yu Hsu, uno de los creadores de WiGait. De hecho, las primeras pruebas realizadas en hogares han demostrado que los inquilinos se sentían cómodos con el sensor y el transmisor de radio y no temían por su seguridad.

Aunque por el momento WiGait solo funciona en un espacio similar a una habitación, está diseñado para trabajar colaborativamente con otros dispositivos para monitorizar toda una casa. Ahora bien, los investigadores del MIT no han especificado la fecha en la que saldrá al mercado.

Sus próximos pasos serán trabajar con el Boston University College of Health and Rehabilitation para mejorar el sistema y asegurarse de que mide con precisión los patrones que siguen las personas al caminar e incluso fundar una startup’ para vender su tecnología. Así que, dentro de un tiempo, tu casa inteligente podría vigilarte con el fin de comprobar que te encuentras bien. Ahora bien, no dejará de ser inquietante que las paredes sepan dónde estamos y lo que estamos haciendo en todo momento.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Administraciones Corcho S.L. pone a su disposición sus servicios de administración, asesoramiento y gestión de todos los aspectos de la vida diaria de las comunidades de vecinos y la propiedad horizontal en Madrid y alrededores.

Profesionales colegiados y métodos de gestión certificados por AENOR para que la gestión de sus asuntos comunitarios e inmobiliarios no sean una inquietud para usted y su comunidad.

Además, a través de nuestro sitio web tendrá acceso durante las 24 horas del día a la documentación de su Comunidad de Propietarios, condiciones especiales con proveedores y una exclusiva oferta inmobiliaria.

Protege los dispositivos conectados a internet

Mi WiFi es mía, no de mis vecinos

Fuente: Elpais.com

¿El WiFi va lento? Es posible que lo esté usando tu vecino

Cómo asegurarse de que nadie usurpa nuestra conexión

No hace tanto, un uso no autorizado de la conexión a internet podría fácilmente pasar desapercibida al no haber un número de equipos muy elevado conectado a la red. Sin embargo, en la era de los móviles, tabletas y demás dispositivos accediendo a la red, una conexión adicional nos puede tirar abajo la conexión. El acceso no autorizado a las redes inalámbricas es muy común, y lo peor del asunto es que en la mayoría de las ocasiones no se detecta.

El primer síntoma: esto va muy lento

Si uno ha llegado a preocuparse por la integridad de su red, será porque ha notado un considerable descenso en la velocidad de internet, y en especial durante el prime time (después de cenar). No sirve de nada confiarse en la instalación que ha llevado a cabo nuestro proveedor de internet y las contraseñas utilizadas, puesto que esta barrera de acceso puede ser fácilmente franqueada; basta con una rápida búsqueda en Google con los términos hack wifi para entender la dimensión del asunto.

¿Quién se ha conectado a mi red exactamente?

Por fortuna, existen una multitud de herramientas gratuitas con las que podremos monitorizar el acceso como es el caso de Fing, una app multiplataforma que nos dirá en un barrido qué dispositivos están conectados. En el listado veremos algunos claramente, como los móviles de todos los miembros de la familia, y otros más dudosos como los equipos de domótica que se hayan conectado a la red (bombillas, interruptores, etc.). Si al final del listado encontramos algún sospechoso o que indique claramente un modelo de ordenador o tableta que nadie tiene en casa, habremos dado con el vecino usurpador. El acceso no autorizado a nuestro WiFi tiene potencialmente más consecuencias de las que inicialmente podamos intuir: no es solo que la velocidad de acceso disminuya, sino que este usuario puede utilizar nuestra red para actividades delictivas y si el asunto termina en los tribunales, es difícil explicar que se trataba del vecino.

Expulsar al usurpador

Detectado el intruso, lo primero que hay que hacer es expulsarlo, algo que resulta más fácil de lo que inicialmente se podría pensar. La primera medida consiste en acceder al panel de control del router y, si no tenemos las instrucciones del fabricante a mano, la mayoría de los routers usan la dirección 192.168.1.1 y en cualquier caso, siempre se puede localizar el manual en internet. Una vez dentro del panel de control, lo primero que hay que hacer es cambiar la contraseña de la red (generalmente se encuentra en la sección WiFi) por una que debemos apuntar, puesto que habrá que conectar de nuevo todos los equipos.

Evitar nuevos accesos

La mayoría de los ataques se producen en equipos que llegan con la configuración de fábrica y cuyas claves no han sido modificadas por el usuario. En este sentido, lo más recomendable es cambiar también la contraseña de acceso al propio router y huir así del conocido admin que emplean un gran número de fabricantes. La segunda medida consistirá en asegurarse que la red inalámbrica cuenta con el mayor nivel de cifrado posible, a saber, WPA2, y por último, hacer un barrido cada cierto tiempo de los dispositivos conectados a la red para aseguramos de que no hay accesos indeseados pese a todas las medidas. En este sentido, algunas marcas especializadas en seguridad en la red, como es el caso de McAfee, ofrecen al usuario plataformas seguras mediante las cuales, y a través de una app en el móvil, tengan un control absoluto de todo lo que sucede en su red sin volverse loco con complejas configuraciones.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Administraciones Corcho S.L. pone a su disposición sus servicios de administración, asesoramiento y gestión de todos los aspectos de la vida diaria de las comunidades de vecinos y la propiedad horizontal en Madrid y alrededores.

Profesionales colegiados y métodos de gestión certificados por AENOR para que la gestión de sus asuntos comunitarios e inmobiliarios no sean una inquietud para usted y su comunidad.

Además, a través de nuestro sitio web tendrá acceso durante las 24 horas del día a la documentación de su Comunidad de Propietarios, condiciones especiales con proveedores y una exclusiva oferta inmobiliaria.

Paredes con sensores en nuestras casas

Haz que tu casa sea más inteligente

Fuente: El Mundo.es.

Cinco claves para convertir una vivienda en ‘smart’

Mucho hemos oído de las Smart Cities (ciudades inteligentes) o del Smart Home (hogar inteligente) que, al fin y al cabo, son nuevos términos fruto de los cambios que el smartphone (móvil inteligente) ha traído a nuestras vidas. Sin embargo, poco sabemos sobre cómo nuestras viviendas deberán adaptarse a la era smartphone e integrar todas las comodidades que éste nos aporta a nuestra casa.

Por ello, desde Citibox, app que permite recibir productos y servicios a domicilio sin necesidad de estar en casa, han compartido las cinco claves fundamentales para que una vivienda se adapte a la vida smart.

El smartphone sin Internet se convierte en algo prácticamente inútil. Por ello, uno de los principales requisitos para adaptar la vivienda a esta nueva era será disponer de WiFi en las zonas comunes. «Ya existen comunidades de vecinos con WiFi en las zonas comunes para reinventar y modernizar los servicios comunitarios», explica el CMO de Citibox, Carlos Carrasco.

Otra implementación para integrar las viviendas serán las taquillas electrónicas. Actualmente, el 70% de los españoles compra o contrata servicios vía smartphone en cualquier lugar y momento. Si bien, la contratación o compra es fácil, la recepción de ésta suele ser la parte más complicada, de ahí que muchas comunidades de vecinos ya cuentan con las taquillas electrónicas para que sus vecinos reciban sus compras y servicios a domicilio sin necesidad de estar en casa. De este modo pueden recogerlo cuando puedan o quiera.

Los sistemas de vigilancia, en un futuro, aspiran a basarse en una interfaz común para interconectar a los vecinos. Hasta el momento, las alarmas han sido el principal método de seguridad para los hogares. Sin embargo, gracias a la tecnología disponemos de sistemas que podemos controlar desde nuestro smartphone. Actualmente, incluso, existen sistemas que interconectan las viviendas con sus vecinos.

No sólo importa prestar atención a al exterior, también al interior. En un futuro, las viviendas combinarán la domótica para conseguir hogares más sostenibles; la iluminación se adaptará automáticamente en función de la luz solar y la presencia de personas; los toldos, persianas y cortinas se abrirán o cerrarán según las condiciones lumínicas, y la temperatura será siempre la idónea.

El reto inmobiliario del futuro se centra en los edificios inteligentes que no únicamente tienen que ver con la domótica sino también en conseguir edificios sostenibles y eficientes. «Para nosotros es clave trabajar mano a mano con los promotores inmobiliarios para conseguir la optimización de los inmuebles con la mejor tecnología y así aumentar el confort de los vecinos», destaca Carrasco.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.