Tel: 915 69 44 99 - 671 33 91 95 / Urgencias: 913 613 848 info@admicorcho.es
Los millenials no tienen prisa por comprar

Los millenials no tienen prisa por comprar

Las razones por las que los ‘millennials’ no son propietarios en EEUU

Fuente: idealista.com

Hay muchas razones, incluidas las preferencias personales y las desventajas económicas, que explican por qué el porcentaje de millennials con una vivienda en propiedad es inferior al de la generación de sus padres y abuelos en EEUU. Un informe de Urban Institute refleja que la generación del “baby boomer” se compraba casa lo antes posible, aunque estuviera muchos años sin irse de vacaciones con tal de pagar la hipoteca.

En cambio, los millennials, también conocidos como la Generación Y, no tienen prisa por tener una vivienda en propiedad. Y otro factor que influye y mucho es que cada vez los jóvenes se casan más tarde y las bodas son cada vez menores. En los años 60 en EEUU, la edad media para casarse era a los 20 años. hoy en día, la edad media es a los 30 años.

Y los jóvenes de hoy en día no tienen prisa para tener hijos. La proporción de hogares con hijos casados, de entre 18 y 34 años, cayó al 25% en 2015, frente al 37% en 1990. Y tener un hijo aumenta en un 6% las posibilidades de una persona de tener una casa en propiedad.

Otro factor que afecta a la hora de ser propietario es la deuda por costear los estudios de los millennials. Los analistas de Urban Institute afirman que si la deuda educativa de una persona pasaba de 50.000 dólares a 100.000 dólares, sus posibilidades de ser propietario de una casa se reducirían en 15 puntos porcentuales.

Aunque otra tendencia que ha visto este organismo es que el porcentaje de viviendas en propiedad de ‘millennials’ sin título universitario es inferior al de ‘millennials’ con estudios.

Además, la Generación Y también está tendiendo a alquilar casa en zonas caras, con lo que les resulta más difícil ahorrar para comprar una vivienda. Casi la mitad de los hogares formados por personas de entre 18 y 34 años están agobiados con el pago del alquiler, lo que significa que más del 30% de su sueldo va a pagar la renta.

En definitiva, el hecho de comprar casa más tarde significa que la Generación Y está construyendo riqueza más lentamente.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Administraciones Corcho S.L. pone a su disposición sus servicios de administración, asesoramiento y gestión de todos los aspectos de la vida diaria de las comunidades de vecinos y la propiedad horizontal en Madrid y alrededores.

Profesionales colegiados y métodos de gestión certificados por AENOR para que la gestión de sus asuntos comunitarios e inmobiliarios no sean una inquietud para usted y su comunidad.

Además, a través de nuestro sitio web tendrá acceso durante las 24 horas del día a la documentación de su Comunidad de Propietarios, condiciones especiales con proveedores y una exclusiva oferta inmobiliaria.

Herencia de un piso e impuestos que pagar

Herencia de un piso e impuestos que pagar

Fuente: Fotocasa.es

¿Te acaban de dejar un piso en herencia?

Si este es tu caso y acabas de adquirir una casa, un local o una finca, debes saber que tendrás que liquidar dos impuestos.

Estos dos impuestos a pagar en el caso de los pisos en herencia son el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, en la modalidad de Sucesiones y el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, más comúnmente conocido como la Plusvalía Municipal.

El Impuesto sobre Sucesiones y Donacionesen la modalidad de Sucesiones es un tributo que grava los incrementos de patrimonio obtenidos de manera lucrativa, por una persona física, que se pongan de manifiesto como consecuencia de un negocio mortis-causa, lo que significa que ha debido producirse el fallecimiento de la persona que nos deja la herencia.

El plazo para liquidar dicho impuesto es de seis meses desde que se produce el fallecimiento, y el lugar en el que hemos de realizar dicha liquidación es la Consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad Autónoma de residencia del fallecido.

A partir del 1-1-2010, a efectos de este impuesto, se considera que las personas físicas residentes en España lo son en el territorio de una Comunidad Autónoma, entre otros criterios, cuando permanezcan en su territorio un mayor número de días del período de los cinco años inmediatos anteriores, contados de fecha a fecha, que finalice el día anterior al de devengo, computando las ausencias temporales.

Salvo prueba de lo contrario, se considera que una persona física permanece en el territorio de una Comunidad Autónoma cuando en dicho territorio radique su vivienda habitual, definida esta conforme a lo establecido en el IRPF.

El Impuesto sobre Sucesiones es un impuesto progresivo, lo que supone que cuanto mayor sea la valoración de la masa hereditaria, es decir el valor del inmueble, mayor será el tipo impositivo que se va a aplicar.

Se deberá liquidar a través del modelo 650, incluyendo el valor del inmueble que normalmente se obtiene de la Consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad Autónoma en la que se encuentre dicho inmueble

En la actualidad, el Impuesto sobre Sucesiones es un impuesto estatal que está cedido a las Comunidades Autónomas. Esto supone que la mayor parte de ellas hayan aprobado reducciones o bonificaciones que mejoran a las estatales. Sobre todo cuando se trata de transmisiones entre parientes directos, esto es, ascendientes, descendientes, o cónyuges, donde el importe final a pagar es bastante inferior.

En segundo lugar, tendríamos que liquidar el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, en adelante lo llamaremos la plusvalía municipal. Este se liquida en el ayuntamiento de la localidad en la que esté situado el bien inmueble, y el plazo igualmente es de seis meses desde que se produce el fallecimiento.

La base para efectuar el cálculo de la plusvalía es el valor catastral del suelo, al que se le multiplica por el número de años que hayan transcurrido desde la anterior transmisión y por unos coeficientes que establece la propia Ordenanza fiscal del Ayuntamiento que regula el impuesto. El resultado lo hemos de multiplicar por el tipo impositivo que también ha de indicarse en dicha ordenanza.

En la actualidad este impuesto está siendo muy controvertido. Estamos pendientes de cambios en la Ley de Haciendas Locales, a raíz de una Sentencia del Tribunal Constitucional, ya que el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana es un tributo directo que grava, según el artículo 104 de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, el incremento de valor que experimentan dichos terrenos. Y se ponga de manifiesto a consecuencia de la transmisión de la propiedad de los terrenos por cualquier título o de la constitución o transmisión de cualquier derecho real de goce, limitativo del dominio, sobre los referidos terrenos.

Y la reciente Sentencia del Tribunal Constitucional (que resuelve la cuestión de inconstitucionalidad núm. 4864-2016 promovida por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo núm. 1 de Jerez de la Frontera, en relación con el art. 107 del texto Refundido de la Ley de Haciendas Locales, aprobado por Real Decreto Legislativo 2/2004 de 5 de marzo) concluye que tal y como está configurado el impuesto se vulnera el principio constitucional de capacidad económica. Y declara inconstitucionales y nulos de pleno derecho los artículos 107.1 , 107.2 a) y 110.4 de la Ley de Haciendas Locales, en la medida que someten a tributación situaciones de inexistencia de incremento de valor.

El Tribunal considera que el nacimiento de la obligación tributaria puede hacerse depender de la transmisión de un terreno, y podría ser una condición suficiente en un tributo cuyo objeto es el incremento de valor de un terreno. Al hecho de esa transmisión hay que añadir la necesaria materialización de un incremento de valor del terreno, exponente de una capacidad económica real o, por lo menos, potencial. Sin embargo, cuando no se ha producido ese incremento de valor del terreno transmitido, la capacidad económica pretendidamente gravada deja de ser potencial para convertirse en irreal o ficticia, violándose con ello el principio de capacidad económica.

En Administraciones Corcho usted dispone de un Servicio de Asesoría Jurídica que puede asesorarle y ayudarle en sus cuestiones legales.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

 

Propiedad o alquiler no son las únicas opciones

Propiedad o alquiler no son las únicas opciones

Fuente: pisos.com

5 alternativas a la vivienda en propiedad o en alquiler

El acceso a una vivienda es una opción cada vez más descartada por los jóvenes.

El acceso a una vivienda es una opción cada vez más descartada para los jóvenes. De ahí que desde la Cátedra de Vivienda de la Universitat Rovira i Virgili hayan analizado las alternativas que se están llevando a cabo en Europa en este sentido.

  1. Vivienda compartida. Esta solución se basa en que el comprador y el vendedor de una vivienda comparten su titularidad durante un periodo determinado de tiempo.
  2. Propiedad temporal. Este modelo de negocio se basa en la adquisición de un inmueble por un número de años determinado, lo que en las grandes ciudades o los núcleos turísticos puede resultar mucho más económico que el alquiler.
  3. Multipropiedad. El derecho de aprovechamiento por turnos de un bien inmueble, implica que sus usuarios hagan uso de ella al menos una semana al año y durante un plazo no inferior a tres años ni superior a 50.
  4. Usufructo. Esta fórmula consiste en la cesión de la vivienda a un heredero, que obtiene el derecho a utilizar la vivienda pero no a venderla, por lo que se considera que tiene su nuda propiedad.
  5. Cohousing. Esta alternativa consiste en la creación de una cooperativa, que se encarga de comprar el edificio o terreno, aunque cada una de ellas en viviendas privadas.

En Administraciones Corcho usted dispone de un Servicio de Asesoría Jurídica que puede asesorarle y ayudarle en sus cuestiones legales.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Más de la mitad de la pensión se destina a la vivienda

Más de la mitad de la pensión se destina a la vivienda

Fuente: pisos.com

Los pensionistas destinan el 67,28% de su prestación a la vivienda

Cada mes invertimos una parte importante de nuestros ingresos en afrontar los gastos de nuestra vivienda, ya sea porque pagamos una hipoteca o un alquiler. En el caso de los pensionistas, este porcentaje llega casi al 70%. Según un estudio de pisos.com, con una pensión media de 922,17 euros mensuales1, una cuota hipotecaria media de 535,872 y una renta media de alquiler en 705 euros3, los pensionistas comprometen cada mes hasta el 67,28% de sus ingresos. En 2016, este porcentaje era del 63,80%, lo que implica un incremento interanual del 3,48% y, al igual que ocurría entonces, las diferencias regionales son notables, oscilando hasta en 54,19 puntos en función de la comunidad autónoma.

A pesar de que en solo siete autonomías los pensionistas reciben una cantidad por encima de la media nacional -País Vasco (1.144,61 €), Madrid (1.089,20 €), Asturias (1.087,25 €), Navarra (1.058,80 €), Aragón (969,18 €), Cantabria (968,82 €) y Cataluña (957,82 €)-, todos sufren dificultades a la hora de afrontar la hipoteca o el alquiler. En concreto, los propietarios de Madrid (756,34 €), Baleares (702,68 €) y Cataluña (629,15 €) deben afrontar las hipotecas más elevadas. En lo que respecta al alquiler, las rentas más altas se registran en Madrid (1.165 €), País Vasco (1.017 €) y Baleares (985 €).

El problema añadido de mantener a los hijos

El contexto económico que hemos experimentado estos años no es ajeno a nuestros pensionistas, sobre todo, para aquellos que viven de alquiler. Miguel Ángel Alemany, director general de pisos.com, determina que “la dificultad para llegar a fin de mes radica no solo en el pago de su vivienda y los gastos derivados, sino también en contribuir al mantenimiento de sus hijos, dado que no son pocas las familias que carecen de un empleo estable y bien retribuido”. Por otro lado, Alemany recuerda que “mucha gente ha tenido que plantearse el alquilar una estancia de su casa para poder salir adelante”.

Las comunidades autónomas en las que los pensionistas tienen comprometida una parte mayor de sus ingresos al pago de la hipoteca son Baleares (82,36%), Madrid (69,44%) y Cataluña (65,69%). En cuanto al alquiler, los inquilinos mayores de Baleares (115,45%), Madrid (106,96%) y Comunidad Valenciana (90,54%) son los que más dinero deben invertir. En contrapartida, los asturianos (inversión del 39,58% en la hipoteca; 49,94% en el alquiler), los extremeños (43,04%; 55,56%) y los castellano-manchegos (44,93%; 56,54%) son los pensionistas que más ahorran tanto en la cuota hipotecaria mensual como en el alquiler de su vivienda.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Administraciones Corcho S.L. pone a su disposición sus servicios de administración, asesoramiento y gestión de todos los aspectos de la vida diaria de las comunidades de vecinos y la propiedad horizontal en Madrid y alrededores.

Profesionales colegiados y métodos de gestión certificados por AENOR para que la gestión de sus asuntos comunitarios e inmobiliarios no sean una inquietud para usted y su comunidad.

Además, a través de nuestro sitio web tendrá acceso durante las 24 horas del día a la documentación de su Comunidad de Propietarios, condiciones especiales con proveedores y una exclusiva oferta inmobiliaria.

 

Si quiere vender, debe registrar

Si quiere vender, debe registrar

Fuente: El Mundo

¿Por qué debo inscribir mi vivienda en el Registro de la Propiedad?

  • Este trámite, que no es obligatorio por ley y tiene un coste, da garantías jurídicas al nuevo comprador ante un sinfín de posibles problemas
  • Sirve, por ejemplo, para evitar el embargo por deudas del anterior dueño, que la casa pueda ser vendida sin su consentimiento o facilitar la herencia
  • Los expertos aseguran que muchas fincas siguen sin estar inscritas

Cuando se compra una vivienda lo más recomendable es inscribirla en el Registro de la Propiedad, pero no es obligatorio por ley. Es decir, puede adquirirse un inmueble y no realizar este trámite, que conlleva un desembolso (varía dependiendo del valor del inmueble) extra a sumar a los ya de por sí obligatorios (ITP o IVA, notario, etc.). Entonces, ¿por qué debo tener registrada mi casa? La respuesta es clara: por garantías jurídicas, para evitar los muchos riesgos burocráticos que pueden acechan a una propiedad.

Tomarse la molestia de registrar una vivienda, lo que puede llevar dos visitas al Registro de la Propiedad (una para llevar la documentación necesaria y otra para recogerla ya registrada), es sinónimo, fundamentalmente, de garantía jurídica y seguridad administrativa para el nuevo dueño. Los registradores de la propiedad abordan todas las aristas posibles de este tema en su página web.

Principalmente, registrar la vivienda garantiza ser el único propietario de la casa y por lo tanto evita, por ejemplo, que los acreedores del vendedor no podrán reclamar (embargar) el inmueble al comprador. Hay que tener en cuenta que lo normal siempre es que la casa esté registrada (tanto si es usada como si es de nueva construcción -a nombre de la empresa promotora-) y que si el anterior dueño tiene algún tipo de deuda el acreedor intente saldarla con los bienes a nombre del deudor, de los que da fe el Registro de la Propiedad.

Además, tener la casa registrada posibilita al nuevo propietario defenderse frente a las cargas ocultas que pueda tener la vivienda. Por otra parte, esta inscripción significa que nadie puede adquirir derecho sobre la casa sin autorización del propietario y resulta del todo imprescindible para hipotecar el inmueble, puesto que el banco requerirá ese registro para garantizar la devolución del crédito.

Por otra parte, mirando a más largo plazo, la herencia de la propiedad será mucho más compleja si un inmueble no ha sido registrado. Será mucho más difícil demostrar que la vivienda pertenece al transmisor. En este punto cabe puntualizar que la vigencia de la inscripción de una vivienda es sine die y no hay que renovarla.

Otra encrucijada en la que puede verse el nuevo propietario si no da de alta la casa a su nombre en el Registro de la Propiedad, es que el vendedor pueda seguir haciendo uso del inmueble si aún sigue a su nombre. «El anterior dueño podría transmitir la casa a un tercero o incluso gravarla de nuevo, por ejemplo, con una hipoteca», advierten desde el gabinete de abogadas Echeandía & Alevito.

«La persona que realiza esa acción de venta a un tercero está obrando ilícitamente», añaden estas expertas jurídicas en temas inmobiliarios, «pero», recuerdan, «la Ley Hipotecaria protege a quien haya adquirido el inmueble o lo haya gravado de buena fe y haya inscrito su derecho». Por lo tanto si el segundo comprador la inscribe y el primero no, la legislación protege al que ha ido al registro. «Se podrán emprender acciones legales contra quien ha actuado ilícitamente, pero la operación realizada por el tercero de buena fe es inamovible», concluyen desde Echeandía y Alevito.

¿Y si se compra una casa sin registrar?

Adquirir una vivienda no registrada puede resultar, a priori, más atractiva económicamente -puesto que este tipo de casas tienen un precio inferior-, pero puede salir muy cara a la larga. En este caso, los expertos aconsejan que hay asegurarse de la autenticidad y legalidad de los documentos que presenta la persona que se acredita como titular de la propiedad. Y, una vez realizada la compra, inscribirla en el registro resulta un proceso complicado: un juez deberá determinar la propiedad del inmueble por parte del vendedor antes de que el nuevo titular pueda inscribirla. Además, la ley permite que el bien inscrito pueda ser reclamado por un tercero en un plazo de dos años.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.