Tel: 915 69 44 99 - 671 33 91 95 / Urgencias: 913 613 848 info@admicorcho.es
¡Quiero más metros! Los motivos para cambiar de casa

¡Quiero más metros! Los motivos para cambiar de casa

¿Cuáles son los motivos por los que se cambia de residencia en España?

El incremento en la adquisición de primera residencia en España tiene su origen en diversas razones.

fuente: pisos.com

Según Redpiso, el incremento en la adquisición de primera residencia en España tiene su origen en diversas razones. Así, en un 41,2% de los casos, los cambios de primera vivienda surgen por la búsqueda de una casa con más metros cuadrados, ya sea por aumento de la unidad familiar o por falta de espacio. Este tipo de operaciones suelen recurrir al asesoramiento inmobiliario para la toma de decisiones.

Por su parte, el cambio de vivienda por motivos laborales influye en un 14,7% de las operaciones. Asimismo, cambiar de casa también está determinado por demandas de bienestar o seguridad, y por excesivo ruido o violencia en una zona concreta. Esto es motivo de cambio para el 13,2% de los compradores. Por último, la compraventa de viviendas también puede su objeto como fuente de ingresos alternativa. Estas operaciones alcanzan el 4,4%.

Sobre Administraciones Corcho:

Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Administraciones Corcho S.L. pone a su disposición sus servicios de administración, asesoramiento y gestión de todos los aspectos de la vida diaria de las comunidades de vecinos y la propiedad horizontal en Madrid y alrededores.

Profesionales colegiados y métodos de gestión certificados por AENOR para que la gestión de sus asuntos comunitarios e inmobiliarios no sean una inquietud para usted y su comunidad.

Además, a través de nuestro sitio web tendrá acceso durante las 24 horas del día a la documentación de su Comunidad de Propietarios, condiciones especiales con proveedores y una exclusiva oferta inmobiliaria.

 

Cuando el portero ya no está…

Cuando el portero ya no está…

fuente: elpais.com

¿Qué hacemos con la vivienda del portero cuando se jubile?

Muchas comunidades de propietarios aprovechan la jubilación del portero para suprimir este servicio. El destino del espacio que hasta entonces era su vivienda queda entonces en manos de la comunidad.

La vivienda del portero es un elemento común de la comunidad de propietarios. Por lo tanto cualquier decisión sobre este espacio deberá acordarse en junta de propietarios. Existen distintos tipos de mayorías para que una inciativa salga adelante: por unanimidad, mayoría cualificada o mayoría simple, será necesaria una u otra en función del supuesto de los enumerados en el artículo 17 de la Ley de Propiedad Horizontal (LPH) encaje la propuesta presentada ante la Junta de propietarios.

Para calcular estas mayorías es necesario tener en cuenta ciertos requisitos exigidos por la ley. En primer lugar, antes de nada, que para votar en una Junta es necesario que los propietarios se encuentren al corriente de pago en la comunidad. Cada propietario supone un voto, de modo que si una misma persona tiene varios locales o viviendas de la comunidad no tenga más poder de decisión en la comunidad que cualquier otro propietario. Además en el caso de las mayorías cualificadas se añade el requisito de que esos votos representen esa misma mayoría de las cuotas de participación en la comunidad.

Por otro lado, los propietarios que no asisten a la Junta se computan como votos favorables a efectos del recuento de estas mayorías cualificadas exigidas, no así en las decisiones que requieran mayorías simple. De modo que las decisiones tomadas en Junta de propietarios deben notificarse a los no asistentes, que tendrán el plazo de 30 días naturales para oponerse. Es por este motivo que normalmente los acuerdos no se ejecutaran hasta que concluye este plazo.

Suprimir el servicio de portería

Tanto el establecimiento como la supresión de los servicios comunes de interés general para la comunidad, entre los que se encuentran los servicios de portería, conserjería o vigilancia, requerirá el voto favorable de las tres quintas partes del total de los propietarios que, a su vez, representen las tres quintas partes de las cuotas de participación.

Alquilar la vivienda del portero

Una vez que ha prosperado la supresión del servicio de portería, cabe plantearse qué hacer con ese espacio de la comunidad que era la residencia del portero. Una opción es su arrendamiento, opción que necesitará el apoyo de una mayoría de tres quintos de los propietarios que, a su vez, representen las tres quintas partes de las cuotas de participación para salir adelante.

En este caso no se exige el voto unánime de los propietarios porque el arrendamiento no implica la desafectación del espacio, que sigue siendo propiedad de la comunidad y no se convierte el privativo de ninguno de sus miembros ni de un tercero.

Venderla

Otra posibilidad que se podría plantear la comunidad de vecinos es vender este espacio en el que vivía el portero. Esta decisión supone la desafección de un elemento común, lo que significa que ese espacio pasará de ser un elemento común a privativo de quien lo compre, y en consecuencia con la venta los vecinos transmitirán al nuevo propietario su cuota de participación sobre dicho espacio.

Además hay que tener en cuenta que todos los acuerdos que modifiquen alguna de las reglas básicas que definen las relaciones entre los propietarios de la comunidad, contenidas en el título constitutivo de la propiedad horizontal o en los estatutos de la comunidad requieren unanimidad. Por tanto, cualquier acuerdo que afecte a las cuotas de participación de los vecinos, que según establece el artículo 5 de la LPH está determinado en el título constitutivo de la comunidad, requerirá el apoyo unánime de los propietarios. Esto implica que también cualquier alteración de un bien común que suponga un cambio en las cuotas de participación de los propietarios de la comunidad requerirá el apoyo unánime de los mismos.

Convertir el espacio común en trasteros

En caso de que se pretendiera destinar un espacio común, como es la portería, para por ejemplo la construcción de trasteros para que, los propios vecinos o terceros externos puedan adquirirlos privativamente, estaríamos también ante una alteración del título constitutivo. Es decir, un elemento común dejaría de serlo, creando entidades nuevas de las que se pretende transmitir su propiedad. Si fueran los vecinos quienes compraran estos trasteros sus coeficientes de propiedad individuales se incrementarían al añadir los metros de cada trastero a los de su vivienda o local dentro de la comunidad. Por todo ello, es una medida que tiene que tomarse por unanimidad.

Sin embargo, si no se transmitiera la propiedad de esos trasteros a los vecinos y se mantuvieran como elementos comunes arrendados, o si en vez de hacer varios trasteros se mantuviera un único espacio de uso común en el que guardar por ejemplo las bicicletas de los vecinos, estaríamos ante un supuesto que encaja en lo establecido en artículo 17.4 de la LPH. Según este precepto, con el voto favorable de las tres quintas partes del total de los propietarios que, a su vez, representen las tres quintas partes de las cuotas de participación, se puede adoptar el acuerdo de realizar una nueva instalación. Sin embargo, si la cuota a pagar por cada propietario, como consecuencia de dicha instalación, excede del importe de tres mensualidades ordinarias, quien se oponga a dicha obra no podrá ser obligado a pagarla, ni se modificará su cuota de participación en la comunidad. Es más si ese propietario disidente desea posteriormente participar de la instalación, deberá de abonar su cuota en los gastos de realización y mantenimiento, actualizados con el interés legal del dinero.

Es más, si alguna obra realizada en la comunidad afectara directamente a uno de los vecinos al hacerle inservible para su uso y disfrute algún espacio de la finca, dicho comunero deberá comunicarlo al presidente o administrador antes de que se celebre de la junta, para que se tenga en cuenta que independientemente de que se llegue a la mayoría exigida para que prosperen las obras no podrán hacerse sin su consentimiento expreso.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Administraciones Corcho S.L. pone a su disposición sus servicios de administración, asesoramiento y gestión de todos los aspectos de la vida diaria de las comunidades de vecinos y la propiedad horizontal en Madrid y alrededores.

Profesionales colegiados y métodos de gestión certificados por AENOR para que la gestión de sus asuntos comunitarios e inmobiliarios no sean una inquietud para usted y su comunidad.

Además, a través de nuestro sitio web tendrá acceso durante las 24 horas del día a la documentación de su Comunidad de Propietarios, condiciones especiales con proveedores y una exclusiva oferta inmobiliaria.

Cómo se calcula la cuota de participación en una comunidad

Cómo se calcula la cuota de participación en una comunidad

fuente: fotocasa.es

Tal vez nunca te hayas preguntado directamente qué es la cuota de participación de una comunidad de vecinos.

Pero, si vives en un edificio en régimen de propiedad horizontal, seguro que más de una vez has tenido tus dudas sobre el cálculo de tu parte a aportar para el arreglo del ascensor. O para cualquier otro gasto ordinario o extraordinario. De ahí, la importancia de saber qué es y cómo se calcula la cuota de participación. Puesto que de ella depende directamente en cuánto debe contribuir cada propietario en los gastos comunes.

Qué es la cuota de participación

Antes de detallar cómo se reparten los gastos ordinarios y las derramas extraordinarias, es conveniente entender qué es la cuota de participación. Y, también, cuál es el funcionamiento de una comunidad. Puesto que ambos aspectos están muy relacionados.

En cuanto al funcionamiento de una comunidad de vecinos, hay dos documentos que son determinantes: el título constitutivo de la propiedad y los estatutos de la comunidad. Si bien no son obligatorios, en el caso de que existan, sirven para regular todo lo referente a la vida en común en el edificio.

El título constitutivo, por su parte, es esencial para determinar cómo contribuirás a los gastos. Esto es así porque  la escritura de propiedad horizontal, que por lo general la realiza el propietario único del inmueble, fija la cuota de participación para cada piso y local. Además, estos serán descritos detalladamente en este documento.

Según la Ley de Propiedad Horizontal, que regula todo lo referente a este tipo de comunidades, es el propietario único del edificio o el acuerdo de todos los dueños existentes lo que determina la cuota de participación que figura en el título. “Servirá de módulo para determinar la participación en las cargas” de cada vecino.

Cómo se calcula la cuota de participación

Las cuotas de participación recogidas en el título constitutivo no son fruto del azar ni de la voluntad del propietario del inmueble. La normativa es clara. Y recoge que la cuota se fijará sobre la base de la superficie útil de cada piso o local respecto al edificio en su conjunto.

Pero el tamaño no será lo único que importe. Ya que también impactan en la fijación de esa cuota si la vivienda o local son interiores o exteriores. Además de la situación de la propiedad. Y del uso que se considere que va a realizar de los servicios y elementos comunes.

Y ahí pueden empezar los enfrentamientos. Porque las cosas tampoco son blancas o negras en lo que atañe al reparto de los gastos. De hecho, los estatutos tienen margen de libertad para introducir modificaciones en la norma general. Entre ellas, por ejemplo, podría figurar la exoneración de los pagos a la comunidad de un local perteneciente a la misma. Pero que no tenga acceso a portería, ni haga uso de sus servicios y elementos.

Así, si eres el propietario de un piso o local y crees que estás aportando de más a la comunidad, no dudes en consultar el título constitutivo. Que sumando cada cuota individualizada debe arrojar un total del 100%. También los estatutos.

Si, tras comprobar la cuota para tu propiedad, no estás de acuerdo, cambiarla será difícil. Puesto que cualquier modificación del título constitutivo o de los estatutos requiere del acuerdo unánime de los propietarios. Por ello, ante cualquier problema con la cuota, lo más apropiado será consultar con un especialista. Aclarará tus dudas. Y te explicará qué opciones tienes a tu alcance.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Administraciones Corcho S.L. pone a su disposición sus servicios de administración, asesoramiento y gestión de todos los aspectos de la vida diaria de las comunidades de vecinos y la propiedad horizontal en Madrid y alrededores.

Profesionales colegiados y métodos de gestión certificados por AENOR para que la gestión de sus asuntos comunitarios e inmobiliarios no sean una inquietud para usted y su comunidad.

Además, a través de nuestro sitio web tendrá acceso durante las 24 horas del día a la documentación de su Comunidad de Propietarios, condiciones especiales con proveedores y una exclusiva oferta inmobiliaria.

Tu seguro de hogar te protege

Tu seguro de hogar te protege

Fuente: pisos.com

11 coberturas del seguro del hogar que los propietarios desconocen

Aunque su contrato no es obligatorio, son muchos los ciudadanos que cuentan con un seguro del hogar. Aquí tienes un listado con las coberturas que éste cubre y que la mayoría de los propietarios desconocen.

  1. Reposición de documentos. En caso de que se hayan deteriorado o destruido, los seguros del hogar cubren la reposición de escrituras, poderes o hipotecas.
  2. Robos. Si al propietario le roban la cartera fuera del hogar, esta es repuesta por el seguro.
  3. Mascota. Las mascotas y los daños que esta pueda causar a terceros también quedan cubiertos.
  4. Vecinos. Se cubre la asistencia jurídica sobre dudas relacionadas con las comunidades de vecinos.
  5. Informática. El seguro del hogar también incluye asistencia informática, como asesoramiento para la compra de productos o para solucionar un problema en el ordenador.
  6. Accidentes. La defensa jurídica por accidentes fuera del hogar, como por ejemplo, si el usuario es atropellado como peatón, también queda cubierta.
  7. Bricolaje. En algunos seguros del hogar se incluye desde el montaje de muebles hasta colgar cuadros.
  8. Despido improcedente. La asistencia de un abogado ante un despido improcedente o el desplazamiento al extranjero si un familiar directo ha sido ingresado en un hospital también son incorporados a este tipo de contratos.
  9. Equipaje. El robo o la pérdida de equipaje forman parte de las coberturas de este seguro.
  10. Alojamiento temporal. Si la vivienda resulta inhabilitada, el seguro del hogar cubre el alojamiento temporal del propietario.
  11. Niños. Los daños que puedan ocasionar los niños jugando o que pueda causar el titular del seguro si se cae un objeto que está transportando en un vehículo a motor también quedan incluidos.

En Administraciones Corcho disponemos de un área específica de ventas y alquileres para ayudarle en sus gestiones y obtener las mejores condiciones para usted.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) y asesoría jurídica en especializada, ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Tu comunidad de propietarios: cielo o infierno

Tu comunidad de propietarios: cielo o infierno

fuente: micomuniweb.com

Comunidad de vecinos: Aristocracia, Democracia o Dictadura

Una comunidad de vecinos es un centro de convivencia, una aglutinación de egos y, a veces, un centro de conflictos. Las comunidades de vecinos también deben regirse por normas y tener un órgano de Gobierno que vele por que se cumplan. En este pequeño reino, los órganos de Gobierno de las comunidades de propietarios recaerían sobre el Presidente o los Vicepresidentes; sobre el Secretario; sobre el Administrador de Fincas y sobre la Junta de Propietarios. El equilibrio de estas fuerzas determina si la comunidad de vecinos en cuestión es considerada como aristocracia, democracia o dictadura.

El presidente de la comunidad

El presidente de la comunidad de vecinos es nombrado por elección en Junta de Propietarios o por turno rotatorio. Y es que hay veces, las más, en que ningún vecino quiere atribuirse esa responsabilidad.  Sobre sus hombros recae el peso de representar legalmente a la comunidad de vecinos. Si no quieres que te toque ser Presidente, necesitarás una resolución judicial.

Cuando en la comunidad de vecinos el Presidente se convierte en el mandamás, cuando le preguntas por qué en los pasillos han brotado los extintores y te responde “porque lo digo yo” y cuando laregulación de la calefacción central depende de la temperatura que haya en su casa, en esos caso, la comunidad de vecinos se rige por una dictadura en la que el poder recae en sus manos.

Si, por el contrario, el Presidente decide hacer un gobierno apoyado en la opinión del Administrador de Fincas y del vecino que “todo lo sabe” por estimarse los únicos competentes para regir la comunidad de vecinos, estamos hablando de una aristocracia.

¿Cuándo hablamos de democracia? Cuando es la Junta de Propietarios, en la que todos los vecinos están representados, la que tiene la última palabra sobre el devenir de los días. En teoría, esta es la forma de gobierno correcta, pero nunca se sabe y hay tantas comunidades de vecinos como condominios.

Los vicepresidentes de una comunidad de vecinos

Los Vicepresidentes están ahí para cuando el Presidente no lo está.

El secretario de una comunidad

El Secretario está en el mundo para certificar las cosas que pasan. Cobra más importancia en temas económicos, como la liquidación de una deuda del vecino moroso o el estado de las cuentas de una vivienda o local.  ¿Que alguien cambia de casa? El Secretario también lo certifica. ¿Que alguien está desarrollando actividades prohibidas en los estatutos? Certifica que lo ha dejado de hacer.

Luego está el tema administrativo. ¿Que hay que enviar una notificación? Secretario ¿Que hay que redactar y custodiar las Actas así como verificar que todo esté bien? Secretario. ¿Que hay que guardar durante cinco años todos los documentos que hayan sido relevantes para la comunidad? Secretario. ¿Que un vecino no está de acuerdo con una votación y tampoco asistirá a la Junta?  El Secretario se encarga de todo.

En ocasiones, el Presidente también ejerce la labor del Secretario. En otras muchas, la Comunidad de Propietarios decide contratar a un Administrador de Fincas colegiado que se ocupe de todo.

De cualquier forma, dada la naturaleza de las funciones del Secretario, él nunca podría presidir una dictadura, aunque sí formar parte de una aristocracia.

El Administrador de la comunidad de propietarios

El Administrador de la Comunidad de Propietarios puede ser el Secretario o un profesional externo contratado ex profeso. Un Administrador de Fincas colegiado podrá ejercer las funciones del Secretario, además de encargarse de los tediosos trámites de contratación de servicios cuando hay humedades en las paredes o cuando se rompe por arte de magia la puerta de seguridad de entrada al edificio, por ejemplo.

Por regla general, es muy difícil que el Administrador de Fincas instaure su reino y rija una dictadura en una comunidad de vecinos, ya que responde ante la Junta de Propietarios y el resto de órganos de Gobierno. En un caso extremo, sí podría formar parte de la aristocracia, eso si el resto de vecinos están dispuestos a pasar por el aro.

La Junta de Propietarios

Una Junta de Propietarios en una comunidad de vecinos está al cargo de nombrar los cargos de los órganos de Gobierno, aprobar las cuentas y dar el visto bueno a las obras de mantenimiento, aprobar o reformar los estatutos y las normas de régimen interior y todo lo demás.

En la mayor parte de comunidades de propietarios, es la Junta de vecinos la que tiene el mayor peso en la balanza, por lo que decimos que son, o deberían ser, una democracia. Es en los casos en que la desidia se apodera de los propietarios cuando la balanza puede verse inclinada hacia uno de los otros órganos. En todo caso, la dictadura o la aristocracia tendrían de vida lo que tardase la Junta de Propietarios en espabilarse.

Y tú, ¿qué tipo de gobierno tiene tu Comunidad de Propietarios? Déjanos un comentario aquí en nuestra página de Facebook. También puedes tuitearlo citando a @micomuniweb.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Administraciones Corcho S.L. pone a su disposición sus servicios de administración, asesoramiento y gestión de todos los aspectos de la vida diaria de las comunidades de vecinos y la propiedad horizontal en Madrid y alrededores.

Profesionales colegiados y métodos de gestión certificados por AENOR para que la gestión de sus asuntos comunitarios e inmobiliarios no sean una inquietud para usted y su comunidad.

Además, a través de nuestro sitio web tendrá acceso durante las 24 horas del día a la documentación de su Comunidad de Propietarios, condiciones especiales con proveedores y una exclusiva oferta inmobiliaria.