Tel: 915 69 44 99 - 671 33 91 95 / Urgencias: 913 613 848 info@admicorcho.es
Evita sustos en el cajero automático

Evita sustos en el cajero automático

¿Cómo evitar robos en el cajero automático?

fuente: blogbankia.es

Sacar dinero en un cajero automático es tan habitual que a veces olvidamos estar atentos durante el proceso para evitar sustos innecesarios. Y es que cualquier distracción, por pequeña que sea, puede suponer un amplio margen para los “amigos de los ajeno”. Por eso en este post, además de recomendarte estar alerta mientras utilizas el cajero, queremos informarte de los últimos métodos empleados en el robo de cajeros y darte algunas claves para que tus ahorros estén a salvo.

Son muchas las técnicas de robo en cajeros automáticos desarrolladas hasta el momento. Actualmente estas son las tres más utilizadas:

1. El método de la siembra

Normalmente lo llevan a cabo parejas de delincuentes, que suelen elegir a personas mayores y aprovechar el momento en el que van a sacar dinero. La técnica consiste en que uno de ellos tira algo al suelo y avisa a la víctima haciéndole creer que es suyo. Mientras la víctima se agacha, los ladrones aprovechan para sustraer el dinero o cambiar su tarjeta por otraTal y como publica la cadena SER, en este segundo caso, uno de los ladrones ya se habría encargado de mirar el número secreto del cliente desde una posición estratégica.

Consejos:

  • Echa un vistazo a tu alrededor antes de iniciar el proceso, para asegurarte de que no hay nadie sospechoso cerca.
  • Intenta, si es posible, sacar en cajeros con cierre, te darán privacidad y evitarán visitas inoportunas.
  • Mientras sacas dinero, permanece atento y no te distraigas con otra actividad, por ejemplo hablar por teléfono.
  • No apartes la vista del cajero hasta el final de la operación, y si algo te distrae ten siempre controladas la tarjeta y el dinero.
  • Y no te fíes de cualquiera que intente «ayudarte», puede formar parte de la estafa.

2. El lazo libanés

En este caso, el ladrón ha colocado anteriormente en el cajero una falsa ranura que rentendrá la tarjeta y cuando la víctima esté en apuros, ofrecerá su ayuda. Es habitual que te pidan introducir el número secreto para intentar que salga la tarjeta. Pero cuando la víctima se haya rendido, pensando que el cajero se ha «tragado» su tarjeta, el ladrón habrá logrado su objetivo. El Ideal publicó hace unos meses unas imágenes que muestran un ejemplo, y la Guardia Civil publicó en su twitter este método de robo, advirtiendo a los usuarios.

Otra técnica consiste en la colocación de una barra con pegamento en la ranura que expulsa los billetes. Al igual que con la tarjeta, la víctima creerá que los billetes se los ha «tragado» el cajero y el ladrón solo tendrá que volver para recuperarlos.

Consejos:

  • Revisa el cajero antes de comenzar la operación, busca posibles ranuras o elementos manipulados que puedan resultar sospechosos.
  • Nunca le digas  tu número secreto a nadie y asegúrate de que nadie te vea mientras lo marcas.
  • De haberlo, no marques el número de atención técnica o similar que pueda haber en el cajero automático, este también puede haber sido colocado estratégicamente por el ladrón para poder hacerse con tus datos.
  • Si el cajero no te devuelve la tarjetano abandones el lugar. La Guardia Civil aconseja llamar al teléfono de la sucursal o directamente a la policía si hay sospechas de manipulación.

3. Skimming

Este método consiste en el robo de la tarjeta de crédito o débito, en el momento de una transacción, para clonarla después, copiando la banda magnética. Los ladrones colocan una micro cámara y un lector con los que obtienen el pin y la copia de la banda magnética. Una alternativa más elaborada es la colocación de un teclado falso encima del original que registra nuestro código secreto.

Consejos:

  • Tapa el teclado mientras marcas tu pin, así en caso de haber cámaras no podrán detectar lo que estás escribiendo.
  • Observa que la ranura para la tarjeta no sea más ancha de lo habitual.
  • Presta especial atención al teclado del cajero, revisa que no se trate de uno superpuesto comprobando que esté bien encajado.
  • Comprueba los movimientos de la cuenta frecuentemente en busca de operaciones sospechosas que no hayan sido realizadas por ti.

Pese a la sofisticación de estos métodos, algunos ladrones siguen recurriendo a la violencia para cometer sus robos. Por eso, si es posible, será mejor evitar los cajeros aislados, sin cámaras o mal iluminados, sobre todo por la noche.

Si pese a tener cuidado acabas siendo víctima de un robo, llama inmediatamente a tu entidad bancaria para informar de ello y cancelar las tarjetas. Y si se sospecha o se ha detectado algún elemento manipulado en un cajero, también es conveniente avisar a tu entidad o a la policía para evitar que otras personas caigan en el engaño.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Administraciones Corcho S.L. pone a su disposición sus servicios de administración, asesoramiento y gestión de todos los aspectos de la vida diaria de las comunidades de vecinos y la propiedad horizontal en Madrid y alrededores.

Profesionales colegiados y métodos de gestión certificados por AENOR para que la gestión de sus asuntos comunitarios e inmobiliarios no sean una inquietud para usted y su comunidad.

Además, a través de nuestro sitio web tendrá acceso durante las 24 horas del día a la documentación de su Comunidad de Propietarios, condiciones especiales con proveedores y una exclusiva oferta inmobiliaria.

 

Precauciones ante los robos en el hogar

Precauciones ante los robos en el hogar

Se acerca el verano y con él, los largos periodos de ausencia de los hogares. Todos hemos oído muchos consejos como estos durante años y nos hemos conformado con que no nos pasara a nosotros.

Desde la Delegación de Participación Ciudadana de la Comisaría de Distrito de Policía Nacional de Carabanchel se nos recuerdan algunas medidas básicas de precaución que se extienden más allá del verano y son necesarias en todo momento hasta que las convirtamos en una buena costumbre:

  • Ante cualquier persona sospechosa, ajena a la finca, no dudar en llamar al 091. Todos conocemos de vista a nuestros vecinos. Una persona ajena siempre nos llamará más la atención.
  • Fijarse bien en el exterior de nuestras puertas. Se suelen colocar unos marcadores de plástico transparente que al abrir se caen al suelo, indicando que la vivienda está habitada. Si esos marcadores permanecen intactos después de uno o dos días, significa que la vivienda no ha estado habitada, haciéndola elegible para robar.
  • Actualmente muchas cerraduras antiguas no están preparadas para evitar el método de robo mediante «Bumping», técnica de robo que los ladrones usan frecuentemente y consiste en introducir una llave que desbloquea los mecanismos de seguridad de la cerradura. Se recomienda cambiar las cerraduras por unas nuevas, que ya están preparadas contra este método.
  • Aunque salgamos por un breve espacio de tiempo de nuestro domicilio, no se debe dejar la puerta cerrada sólo con el resbalón. Debemos echar todas las llaves.
  • No abrir con el portero automático a personas que se identifican como «cartero comercial», empleados del gas o compañías eléctricas. Hay que cerciorarse bien de su identidad. Así les impediremos el acceso al interior.
  • No permitir el acceso a la finca a personas que estén esperando que alguien abra la puerta preguntando por un vecino o cualquier otra excusa similar.
  • En caso de pérdida de llaves, cambie la cerradura inmediatamente. Haga lo mismo con los mandos a distancia que abren los garajes, que desactivan alarmas, etc.
  • Es de vital importancia la colaboración ciudadana para prevenir estos hechos delictivos.
  • En caso de observar personas que puedan merodear o se aprecie que están en actitud vigilante durante varios días, contactar directamente con el 091 donde serán atendidos por funcionarios a los que indicarán el número de personas, características físicas, etc.
  • Si nos esforzamos, entre todos podremos prevenir estos hechos delictivos.